lunes 22 de julio, 2024
  • 8 am

Libertad o muerte, casi 200 años después

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

180 opiniones

Por Carlos Silva
Imposible no reconocer esta frase usada hace casi 200 años por nuestros libertadores, era parte central de la bandera de los 33 orientales y que fuera usada, en la cruzada libertadora el 19 de abril de 1825 encabezada por Antonio Lavalleja y Manuel Oribe, los más recordados libertadores de nuestra patria.
Creemos necesario a 198 años de ese hecho histórico, hacer mención a los Orientales valientes que, en aquel momento, decidieron que ya era tiempo de hacernos más libres y que pocos meses después, pudiéramos declarar nuestra Independencia y ser lo que somos hoy, la República Oriental del Uruguay.
Somos firmes defensores de recordar los sucesos históricos que forjaron nuestra identidad como república, porque estamos convencidos que un pueblo sin historia y memoria, no tiene futuro. Por estos días quizás veamos a periodistas que sale micrófono y cámara en mano, a preguntarle a la gente que se conmemora y seguramente, quedemos sorprendidos ya que muchos no recuerden que paso hace casi 200 años.
Años después, la frase estampada sobre la franja blanca de la bandera de los 33 Orientales, la podemos usar de varias formas. Seguramente el concepto de libertad en aquella época, era otro al que hoy podamos darle, ya que, gracias a ellos, la libertad como país la tenemos hace tiempo. Este Gobierno ha reinstalado el concepto de la palabra libertad, como eje central de su administración, eso nos llevó a logros que fueron destacados a nivel mundial.
La libertad responsable, fue la campaña y concepto elegido por el Presidente Lacalle Pou, para conducir los destinos del Uruguay durante la pandemia y dio sus frutos. Cada uno de nosotros, sabiendo que de nuestro actuar dependía el futuro de otros, decidió comportarse con responsabilidad y eso nos permitió una libertad, que muchos otros envidiaron.
Para los ciudadanos del siglo XXI el significado de la libertad, ha cambiado un poco respecto a lo que hace tantos años significaba, también para otros la definición se ha confundido un poco y creen que libertad, es lo mismo que libertinaje, cuando no lo son. La libertad bien entendida termina cuando comienza la de los demás y no afectamos a nadie.
Por estos días hemos visto el conflicto del IAVA, llevado adelante por unos pocos estudiantes, con apoyo de otros pocos docentes y funcionarios, pero que afectaron a la mayoría, que no estaba de acuerdo. Libertad tenían para expresarse y actuar como entendieran necesario, pero lo que no tenían, era el derecho de afectar a la mayoría, que además de todo, no estaban de acuerdo con el conflicto planteado por ellos.
Seremos firmes defensores que todos los uruguayos puedan expresarse y hacer lo que sientan, pero siempre dentro de lo permitido por las leyes vigentes. Un conflicto que podría haber llevado semanas hace un tiempo atrás y con otro gobierno, hoy se resolvió en días, porque hay leyes que amparan a quienes quieren seguir viviendo en libertad y poder estudiar.
Hoy a 198 años de los valientes 33, defendemos más que nunca la libertad, pero mientras no afecte la libertad individual, que nos define como ser humano.