viernes 19 de julio, 2024
  • 8 am

Ser ciego en una ciudad poco inclusiva: un verdadero desafío diario que se busca revertir con foco al futuro

Por Melisa Ferradini.
Esther Reinoso tiene72 años. Es maestra jubilada. Ejerció su docencia en el Jardín Don Calabria, que pertenece al Colegio Santa Cruz. En la actualidad ejerce la presidencia de ACISA que se creó el 10 de setiembre de 2003, con Personería Jurídica. Junto a la Junta Departamental están trabajando para que se conozca la ley No.18651 que es la de “Protección a la Discapacidad” no a una en particular sino a todas las discapacidades. En esta entrevista con CAMBIO, Esther resalta la dedicación y compromiso del equipo en ACISA, subrayando la importancia de la accesibilidad y el apoyo a las personas con discapacidad visual en nuestra comunidad.
-¿Cuánto tiempo lleva como presidente de ACISA y cómo ha sido su experiencia?
-Llevo pocos meses como Presidenta, desde octubre. Sin embargo, estoy en la Asociación desde el 2010, y durante 12 años fui la secretaria. Decidí dejar el cargo al cumplir 70 años, pero luego de dos años me pidieron que volviera como Presidenta. Consulté con mi familia que estuvo de acuerdo y decidí aceptar.
-¿Qué ha sido lo más gratificante de su trabajo?
-Me encanta la experiencia. He trabajado con personas maravillosas como Carlitos Artegoytia y José Luis Sica, durante 6 años quienes me invitaron originalmente. La rehabilitación de personas con discapacidad visual es una prioridad.
Queremos que las personas con ceguera o baja visión puedan ser independientes y llevar una vida normal. Hay un equipo humano que trabajamos, Carlos Artegoytia que ejerce la Vice presidencia y la secretaria que es vidente Mirta Medina.
-¿Cuáles son las prioridades de su gestión?
-El trabajo y las prioridades van de la mano. Rehabilitar a las personas con discapacidad visual ya sea ceguera o baja visión es nuestra principal prioridad. Hacerlos llegar no es fácil, hay muchas personas que necesitan. Pero en muchos casos por temor de la misma familia, no puedo decir que es negligencia o a veces no se ocupan demasiado y las personas van quedando ahí, relegada. Siendo que una persona ciega puede rehabilitarse y andar sola y ser independientes. Pueden hacer una vida normal, pueden estudiar, trabajar, etc.
Queremos que puedan ser independientes, ya sea para trabajar o para manejarse en su vida cotidiana. También estamos enfocados en la sensibilización sobre la accesibilidad y los derechos de las personas con discapacidad. La prioridad es la rehabilitación ya sea para trabajar o para manejarse, para ir al almacén de la esquina. Que no nos tenga que llevar que digan voy y vengo solo.
-¿Cómo trabaja ACISA con otras instituciones?
-Nosotros estamos inscriptos en la Comisión Nacional de Discapacidad y trabajamos en colaboración con la Comisión Departamental de Salto. Toda persona que quiera trabajar o insertarse en el MIDES por ejemplo tiene que tener su inscripción a la Comisión Honoraria.
Además, nos comunicamos con instituciones públicas como el Banco de Previsión Socialpara obtener apoyo y exoneraciones que nos ayuden a funcionar mejor. Tenemos exoneración de ANTEL por la utilización de la banda ancha. Estamos tramitando recibir también exoneración de UTE Y OSE, en este momento son trámites que los tenemos encaminados.

“La falta de conciencia de la gente sigue siendo un obstáculo para el ciego”

-¿Cómo valora la accesibilidad en nuestra sociedad para las personas con discapacidad visual?
-Si hubiera accesibilidad tendríamos que empezar por arreglar las veredas de la ciudad. Están en muy malas condiciones imagínense para nosotros. Te tropiezas, hay agujeros y te caes. La accesibilidad todavía es un desafío. Las veredas en mal estado son un problema común, y la falta de sensibilidad y conciencia por parte de la sociedad también es un obstáculo. Necesitamos que las infraestructuras sean más accesibles y seguras para nosotros y para todos. Por parte de la Intendencia de Salto contamos con el pasaje de ómnibus gratis y también para el acompañante.
-¿Cómo se financia ACISA?
-Nos financiamos principalmente a través de socios colaboradores que son pocos, no llegamos a 100. El número es limitado y la cuota es muy accesible. Realizamos actividades como ventas de tortas pastafloras en fechas específicas y realizamos rifas para recaudar fondos. También contamos con el apoyo del Banco Previsión Social y estamos en comodato en nuestro local gracias a CALSAL, que lo renovamos cada 5 años.
-¿Cuáles son las actividades principales que se desarrollan en la Asociación?
-Ofrecemos diferentes talleres de capacitación que son: orientación y movilidad en el uso del bastón contamos con 1 Instructora la Psicóloga Alejandra Fraga que nos rehabilitóa todos. Después tenemos uso de celular y Braille dictados por Julio César Alves, Informática a través de sistemas hablados a cargo de Carlos Artegoytia. Clases de cocinalos jueves a la mañana dictadas por Ma. Margarita Dávila, talleres de tejido e hilado a cargo de Juana Galleto. Taller de telar a cargo de AldaMartinicorena. Todo esto está enfocado en la rehabilitación y la independencia de las personas con discapacidad visual.
-¿Cuáles son las necesidades más urgentes de ACISA?
-Necesitamos más socios colaboradores para asegurar nuestra sostenibilidad. También necesitamos apoyo para la exoneración de impuestos y servicios públicos, como la luz y el agua, para poder destinar más recursos a nuestras actividades y servicios.
-¿Cómo pueden las personas interesadas ayudar?
-Pueden hacerse socios colaboradores, donar materiales para nuestros talleres o simplemente ofrecer su tiempo como voluntarios. Cada pequeña ayuda es valiosa para nosotros y nos permite continuar nuestra labor. Espero que esta entrevista ayude a crear conciencia y a atraer más apoyo para la Asociación. Es muy importante para nosotros tener esta oportunidad de difundir nuestro trabajo y necesidades. Juntos podemos hacer una gran diferencia.