viernes 19 de julio, 2024
  • 8 am

Buen estado hídrico de los suelos en junio a pesar de menos precipitaciones

El monitoreo y análisis de la unidad GRAS del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) sobre las variables agroclimáticas de junio, que incluyen precipitaciones, porcentaje de agua en el suelo, índice de bienestar hídrico e índice de vegetación, muestran que el estado hídrico promedio de los suelos fue favorable.
Los valores estimados de contenido de agua en el suelo (PAD) se situaron entre 80% y 100%, superando las expectativas para esta época del año.
Las precipitaciones acumuladas durante el mes oscilaron entre 10mm y 120mm, registrándose en general niveles iguales o inferiores a los esperados en todo el país. Sin embargo, el contenido de agua en el suelo fue mayor al promedio histórico, evidenciando una buena retención de humedad.
Además, el modelo de balance hídrico estimó volúmenes de agua excedente en varias regiones, alcanzando máximos de hasta 100mm, lo que indica un exceso de agua no retenida.
El índice de bienestar hídrico (IBH) se mantuvo entre 90% y 100%, reflejando una vegetación en condiciones óptimas de transpiración cercana a la demanda potencial. Este índice es crucial para evaluar el estrés hídrico de la vegetación, y los valores altos indican que las plantas no enfrentaron condiciones de sequía significativas.
En cuanto al índice de vegetación (NDVI), los valores observados fueron similares a los esperados, indicando una presencia y desarrollo de vegetación acorde a la época del año. Este índice, que se basa en mediciones satelitales, es fundamental para identificar la cantidad y salud de la vegetación en la superficie terrestre.
Pronóstico Climático Julio-Agosto-Septiembre
El Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI) de la Universidad de Columbia ha elaborado sus perspectivas climáticas para el trimestre comprendido entre julio y septiembre de 2024. Según estas proyecciones, se anticipan mayores probabilidades de precipitaciones acumuladas por debajo de lo normal en gran parte del país.
Las únicas excepciones serían las zonas este y noreste, donde no se observan sesgos en los pronósticos, lo que significa que las precipitaciones podrían estar por debajo, igual o por encima de lo normal con iguales probabilidades.
Además, el análisis del IRI señala que las temperaturas medias del aire durante este mismo trimestre probablemente estén por encima de lo normal. Este pronóstico de temperaturas más altas podría agravar los efectos de las precipitaciones deficitarias, afectando tanto a los cultivos como a la disponibilidad de agua en diversas regiones.