viernes 2 de diciembre, 2022
  • 8 am

China comienza a dar noticias alentadoras

Luego de algunas noticias alentadoras que llegaron desde China en las últimas horas sobre la contención del avance del coronavirus en ese país, gradualmente la operativa comercial intenta volver a su cauce.
“Algunos con mucho miedo aún, prefieren no comprar, pero los grandes compradores y empresas del gobierno chino muestran firme interés”, según mencionó un trader regional a la publicación electrónica Faxcarne, especializada en el sector cárnico.
Las ventas dependen del stock y la necesidad que tengan las industrias, ya que el mercado está dando señales de recuperación paulatina y podrían obtener precios mayores, explicó. La fuente manejó referencias para Uruguay para un shin & shank de unos US$ 5.200 CFR y US$ 3.300 para el trimming 80 VL.
Por otra parte , un trader brasileño indicó que si bien hay indicios de mejora, todavía no se puede hablar de una normalización porque hay varias cadenas de comidas que siguen cerradas, aunque algunas compañías están reabriendo sus tiendas.
“La población todavía tiene temor de asistir a lugares encerrados o que contengan calefacción. Todo eso juega en contra para la reactivación de la demanda”, explicó.
En el caso de Brasil, cuesta establecer una referencia. Hay importadores que dicen no pagar más de US$ 4.400-4.500 por el delantero, pero hay industrias que aseguran vendieron ese set de cortes a US$ 4.700-4.800.
Por shank, los brasileños pretenden unos US$ 5.700 CIF, al tiempo que hubo cierres por rueda en un rango de US$ 5.000-5.200 y peceto a US$ 5.800.
Por otro lado, la apertura de EEUU para los grandes frigoríficos de Brasil sacó un poco de presión para el delantero, aunque todavía no había referencias de negocios cerrados con ese destino. Las plantas están trabajando a un 70%-80% de su capacidad porque el precio del ganado volvió a afirmarse tras los feriados de Carnaval, según la fuente.
Finalmente, en el caso de Argentina las fuentes manejaron una recuperación para la vaca compensada que pasó de un piso de US$ 4.700 a unos US$ 4.900 CIF por tonelada.
Primer bimestre
Las exportaciones uruguayas de carne vacuna fresca en febrero sumaron 23.233 toneladas a un valor medio FOB de US$/t 5.695; tanto el volumen como el valor crecieron respecto al piso de enero, en buena medida debido a los embarques dentro de la cuota europea 481 de carne de animales terminados a grano.
China redujo fuertemente sus compras respecto al arranque de 2019. El volumen, tanto de carne con hueso como desosada, cayó en el entorno de 36% en el bimestre a 5.585 tons las primeras y 15.770 tons las segundas. Más allá de la caída, sigue siendo por amplio margen el principal destino de la carne vacuna uruguaya.
Lo que no está yendo a China encuentra en Canadá, Estados Unidos e Israel, mercados que vuelven a ganar atractivo. Canadá llevó 4.619 toneladas en el bimestre, un aumento anual de 88%, en tanto Uruguay está completando la cuota anual para terceros países, de algo más de 11 mil toneladas.
También crecen las colocaciones en Rusia, destino que aparece como el quinto principal para el congelado, aunque con solo 829 toneladas en el bimestre.