Jueves 4 de junio, 2020
  • 8 am

Blardoni propone 1.200 viviendas básicas, repotenciar el turismo y Termas del Arapey y reimpulsar la citricultura

Por el Equipo de Redacción.
Empresario exitoso del rubro de la construcción, siempre alistó en filas de la lista 71 del Partido Nacional, marcado a fuego con la línea del Herrerismo. Su trayectoria al frente de su empresa, su experiencia en el manejo de recursos humanos y su habilidad para la planificación y concreción de obras en todo el país, han sido determinantes para que se lo eligiera como el candidato a intendente para las próximas elecciones departamentales de mayo. Más allá de ser Herrerista cuenta con el apoyo de los sectores de Alianza Nacional en Salto y la referencia siempre cerca de Luis Alberto Heber. Blardoni plantea mejoras en la infraestructura de Salto y dice saber cómo hacerlo.
En esta entrevista señala cuáles son sus principales puntos de su plan de gobierno.

-¿Cómo analiza hasta el momento la campaña electoral rumbo a las elecciones de mayo?
-Siempre nos basamos en propuestas y nada de críticas, excepto algunas cuestiones no personales. Es decir, no atacar por atacar, pero sí se debe marcar los errores en la gestión. Desde el año pasado nosotros tenemos medidas escritas que fuimos incorporando a medida que fuimos hablando con la gente y fuimos recogiendo en relación a problemas, inquietudes, planteos que van a formar parte del plan de gobierno que vamos a presentar.
Se dijo que la campaña iba a estar polarizada entre el Partido Colorado y el Frente Amplio, sin embargo, luego del triunfo del Partido Nacional a nivel país, uno ve en estos momentos que ha variado el escenario y hoy el Partido Nacional es la opción. Sobre todo porque tiene propuestas concretas, candidatos sólidos, un plan general hacia la ciudadanía, mucho más certero de lo que pueden plantear las otras opciones cuyas dos candidaturas más fuertes son más de lo mismo y los hemos padecido en los últimos 10 años.
-En su caso, estar en la primera línea de un sector político y ser candidato fue dar un paso desde la empresa privada a la política. ¿Cómo llegó a esa decisión?
-Sin dudas que la decisión más difícil fue la familiar, ya que uno cuando arma la estructura de vida y ve que la familia se consolidó, llega un tiempo de descanso y poco a poco va cediendo los lugares en la empresa. Consideré que le debo algo a Salto y que mínimamente tengo que intentar hacer algo y si en el análisis primario hubiera visto a Salto como un departamento pujante, prolijo, coqueto y en pleno desarrollo es una cosa, pero la realidad es que es todo lo contrario. Es un departamento apagado, triste, con un déficit brutal, con falta de gestión y por tanto queremos intentar revertir esta situación tratando de aportar lo que hemos hecho a lo largo de 40 años.
-¿Cuál es su visión acerca de la situación de la Intendencia de Salto?
-La Intendencia hoy tiene un déficit muy elevado de acuerdo a la rendición de cuentas del año 2018, es de 1.400 millones de pesos y hay quienes afirman que va a ser mucho más cuando se presente al 30 de junio del 2020. Tiene una excesiva cantidad de recursos humanos, cerca de 1.800 funcionarios, por lo que el “rubro cero” absorbe la mayoría de los ingresos municipales y por tanto su estado es deficitario desde ese punto de vista. Si a su vez le sumamos un grave problema de gestión, porque se ha priorizado el ingreso de mucha gente a sectores de dirección que han ingresado más por haber aportado votos que por su capacidad de trabajo, se traduce en el estado general de la actividad municipal que es buque insignia del departamento.
-¿Qué rol debe cumplir el turismo en Salto?
-Salto tiene tres conceptos básicos. El turismo, que siempre fue el agua termal como una fuente genuina de trabajo de desarrollo. Queremos reimpulsar la citricultura que era clásico de Salto por todo lo que movía a su alrededor y la horticultura que es el otro eslabón que puede generar trabajo inmediato y que ha perdido 5.000 puestos de trabajo. Todas estas actividades tienen que ser sin duda el emblema de lo que Salto tiene hoy, pero sin olvidarnos que hay que pensar en un Salto más hacia el futuro, en el cual sin dudas hay que darle otras cosas y nosotros ahí estamos impulsando un Parque Industrial, el tránsito de la hidrovía del río Uruguay que tiene el apoyo del gobierno central, ya que Salto está en el medio de los 700 kilómetros de río y eso puede ser muy oportuno para su desarrollo.
-El ex intendente Lima prometió que si es reelecto va a “perdonar” a todos los deudores de Contribución Inmobiliaria ¿Qué le pareció ese planteo?
-Una propuesta totalmente demagógica. Lo primero que debió haber planteado es como lo beneficia al buen pagador, aquél que hizo un esfuerzo importantísimo durante mucho tiempo para mantenerse al día y no salir del circuito de pago y luego ver de qué manera se reenganchaba a los que no podían afrontar los pagos. Pero en la manera que fue planteada es una propuesta demagógica. Por otro lado, para el gobierno nacional es una muy mala imagen, ya que cuando reclamemos recursos, se nos dirá que no necesitamos, porque perdonamos cualquier deuda.
-¿Acompaña la idea de reabrir los destacamentos policiales?
-En primer lugar eso le corresponde al Ministerio del Interior y no a la Intendencia. Pero considero que es un reclamo de los vecinos y creo que es bueno, porque siempre decimos que la presencia policial impone respeto. Es bueno que el vecino en su barrio tenga una referencia, no tener que trasladarse a una seccional policial, sino directamente vincularse con el destacamento policial de su zona. Es una referencia y tranquilidad para el barrio saber que en ese lugar hay un respaldo policial.
-Carlos Albisu es un candidato muy cercano al Presidente Lacalle Pou. Usted viene directamente del Herrerismo, que es el sector del Presidente, sin embargo ha tomado un perfil distinto. ¿Cuál es el camino que le dictó su impronta política?
-En primer lugar, cuando me decidí por la candidatura con el primero que hablé fue con Luis Alberto Heber, referente del Herrerismo, quién inmediatamente gestionó una reunión con Luis Lacalle Pou previo a las internas. En ese momento se consideró que Salto tenía que tener un segundo candidato a la Intendencia por el Partido Nacional. Es ahí donde arranca todo. Es cierto que no tengo una actividad de una lista permanente con Lacalle Pou como lo tengo con Luis Alberto Heber, a quien lo llamo permanentemente por algún consejo debido a su larga actividad parlamentaria y política.
Creo que no es bueno invocar amiguismos, porque demostramos que si soy amigo las cosas andan y si no soy amigo las cosas no salen. Todo lo que planteo, como las 1.200 viviendas que están en mi programa, lo hablé con Luis Lacalle Pou previo a las internas en el congreso que se hizo en Trinidad, lo único que me pidió es que se haga mil viviendas en un lugar solo. Me pidió que el vecino siga afincado en su zona y su barrio.
-Usted propone entonces 1.200 viviendas en un período de gobierno. Hay quienes dicen que es demagógico lo que plantea.
-Hay que entender a qué vivienda estamos apostando. Nosotros planteamos una vivienda básica evolutiva que ya tiene una medida que prevé un pasillo cuando vincule con otro dormitorio, baño y una cocina comedor integrado en un solo ambiente. Se trata de una vivienda muy superior a lo que la gente tiene en los asentamientos; están padeciendo con un rancho de lata, chapa y madera. El gran costo no es la vivienda en sí, el costo es la infraestructura. Nosotros apostamos a viviendas de ladrillo, porque es un producto genuino de Salto que lo podemos fabricar acá junto con un mejoramiento de su elaboración. Se van a precisar 7 millones de ladrillos, por tanto comenzamos a generar trabajo en forma inmediata. Es lógico que necesitamos asistencia del gobierno nacional si sabemos que la Intendencia de Salto está con déficit para enfrentar sus actividades normales, por tanto no se trata de embarcarnos en esto con la Intendencia, sino de liderar el proceso que el básico va a ser a través del MVOTMA y que la gente participe de la construcción.

“La propuesta de perdonar a los deudores de la comuna es
una actitud demagógica”

-¿Hablando de infraestructura. ¿Por dónde se debería comenzar el trabajo de mejora en la ciudad de Salto?
-Lo que hay que hacer es un relevamiento muy estricto de Salto, donde hay que tener muy claro que en forma paralela a mejorar la infraestructura de las calles hay que analizar la conducción de aguas pluviales. Hoy la conducción del agua pluvial tiene problemas por la basura que va a frenando el agua que empieza a desbordar e ingresar a las casas. Las bocas de tormenta han quedado chicas, hay lugares donde nunca había habido problemas, que ahora hay, porque la ciudad se va expandiendo y tiene más hormigón, absorbe menos y la conducción de agua que se acelera genera inundaciones. Hay que detectar los puntos claves y ensanchar las bocas de tormentas, ensanchar la conducción de pluviales, porque además toda esa agua que se represa es lo que se filtra por abajo del asfalto y socava todo. Y por otro lado hacer un diagrama de las calles por donde circulan los ómnibus sin tener que atravesar por calles céntricas de la ciudad.
-¿El boleto del ómnibus debería reajustarse para tener una empresa sin déficit?
-Lo primero que hay que saber es cuanto es el precio real del boleto. El costo real es lo que se recauda más los dos millones que se le está poniendo de subsidio. Por tanto hay que dividir ese monto por los boletos que se venden para llegar al valor real. Ahora, si estiramos las condiciones del servicio que sea la Junta Departamental, que sea el salteño el que decida si está dispuesto a subsidiar el boleto. A la vez hay que comenzar a modernizar el servicio de ómnibus, no podemos seguir teniendo el chofer cobrador que desatienda el tránsito por devolver el cambio. Todos tenemos celulares y podemos habilitar la prepaga del boleto mediante un código y que el chofer se dedique a manejar. Y a la vez pensar en la ciudad del futuro, los ómnibus de Salto tienen que tener aire acondicionado y rampa hidráulica para que puedan subir las personas que se desplazan en sillas de ruedas. Todas las unidades deberían tener acceso a Wifi mediante un convenio con ANTEL, porque eso permite a una madre saber que su chico subió y cuando llega a la escuela ya lo ve y a qué hora llegó.
-Turismo es otra de las áreas que generan pérdida ¿Qué planteo tiene en ese sentido?
-Nosotros queremos repotenciar Arapey, primero que nada mediante un fraccionamiento privado y público para que crezca. No tenemos muy definido qué hacer con el Hotel Municipal y con los moteles y bungalows que explota la Intendencia, pero lo que está muy claro es que a través de la conducción municipal no funciona. Lo que se ve es que en el lugar hay hoteles privados que funcionan bárbaro y el Hotel Municipal no anda. No estoy hablando de privatizar, ni de venderlo, pero hay que buscar la manera que el funcionamiento sea eficiente.
-Uno de los aspectos que más reclama la gente es la limpieza de la basura y fundamentalmente la eliminación de los basurales ¿Cómo se puede solucionar de fondo este tema?
-Es muy simple, la solución es gestión. Hay gente, hay equipos, pero algo está fallando y no se hacen las tareas. No estoy criticando al funcionario municipal, sino a la cadena de mandos que hacen que la orden no llegue bien o no se tomen las medidas correspondientes.
-En cuanto a la canalización del tránsito, hay zonas que son muy complejas.
-Hay una zona especialmente que tiene que ver con la infraestructura del Paseo de Compras, en el ingreso a la ciudad y donde si ocurre un siniestro puede ser algo catastrófico. Hay otro tema, 4 años demandó la obra del Centro de Agudos y si algún día hay un accidente grave a las 3 de la tarde no sé por dónde va a ingresar una ambulancia, porque nunca se pudo dictaminar cual es el acceso, porque la zona es un caos. El Paseo de Compras tiene que tener una reorganización y eso sí le corresponde a la Intendencia, porque no puede haber para la construcción un permiso municipal para eso que no cumple ninguna reglamentación, ni de altura, ni los metros cúbicos de aire, ni la parte sanitaria, ni los lugares de estacionamiento, no cumple ninguna ordenanza. El propietario del local para arrendar ese espacio debe crear las condiciones adecuadas para cumplir con la reglamentación que hoy no se está cumpliendo. Habría que llevarlos más adentro, hacer una vereda de circulación amplia, hacer una playa de estacionamiento a 45 grados y un espacio de baños públicos acorde a la gente que concurre a diario.

“Hay que reorganizar el bagashopping que no cumple con ninguna ordenanza”

-¿Cuál es el fuerte de su campaña electoral rumbo a mayo?
-Yo ofrezco todo lo que sé y que he trabajado en estos 40 años. Me imagino cuando me tenga que ir y le entregue la Intendencia, que sea un lujo o que esté en procesos de cambio. No pretendo una reelección, fui claro, porque el gran error que cometieron los últimos dos administradores que tuvo Salto es que no gobernaron su período, se dedicaron automáticamente a la reelección. Nosotros estamos con propuestas concretas e innovadoras y poniendo la Intendencia al servicio de la gente.
-Si no gana el Partido Nacional, ¿por quién se inclina, por Germán Coutinho o Andrés Lima?
-Lamentablemente son iguales, no hay diferencia. No tienen propuestas. Dicen que Coutinho ahora sí aprendió, pero a costo de los salteños y nos costó 800 millones de pesos y nada me asegura que haya aprendido. Andrés Lima dijo que solucionaba en 100 días los pozos de Salto y pasaron 5 años y se duplicaron los pozos. Pero además, juegan una carrera de quién debe más. En un momento no se pagó a ningún funcionario, ahora no se le paga a nadie en el comercio. Apenas se cumple con los funcionarios y hay un déficit de 1.400 millones de pesos. Es increíble que hoy estén postulándose nuevamente. Si eso me hubiera pasado a mí, de vergüenza, me hubiera ido de Salto, porque no podría haber hecho una tan mala gestión”.

Diario

“Si yo fuera Lima o Coutinho me iría de Salto de vergüenza”

PERFIL DE BLARDONI

*Francisco Blardoni tiene 63 años, es el principal de la empresa salteña Blardoni & Cía.
* Está casado con Beatriz De Resendez y tiene 3 hijos: Cecilia, Rita y María Inés. Tiene 3 nietos: Guadalupe, Joaquín y Francesco.
*Es hincha de Peñarol de Montevideo y simpatizante de Cerro en Salto
*En el fútbol su máximo ídolo es Pablo Bengoechea y en política Wilson Ferreira Aldunate.
*Es amante del asado y le gusta los domingos compartirlo con su familia y amigos.