Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

Cuidados y protección a tener en cuenta durante el sexo en cuarentena

Por Melisa Ferradini.
El quedarnos en casa por culpa de la pandemia de Covid-19 nos está poniendo a prueba a todos y en muchos aspectos de nuestra vida diaria: desde tener que teletrabajar con los niños en casa, hasta tener que pasar muchas horas con nuestra pareja en un ejercicio de convivencia extendida. Pero no todo el mundo, aunque tenga una relación afectivo-sexual, vive con alguien, y el confinamiento se puede haber convertido en una especie de muro de Berlín para las relaciones sexuales de mucha gente. El coronavirus no es una enfermedad de transmisión sexual. Por eso, se pueden tener relaciones. Pero en cuarentena el distanciamiento social solo lo permite con las personas que se comparte convivencia. Hay que lavarse las manos y maximizar la higiene. Advierten que hay que cuidarse de embarazos no buscados y enfermedades de transmisión sexual.
¿QUE PASA CON EL SEXO?
Hubo un tiempo en que el sexo seguro se refería a la capacidad de tener todo tipo de prácticas sexuales, siempre y cuando se utilizaran preservativos siempre para protegerse del contagio de enfermedades de transmisión sexual; pero el coronavirus COVID-19 ha redefinido esas pautas.
La intimidad, como muchas otras costumbres de la vida diaria, es una de las cosas que esta pandemia está cambiando. El sexo en los tiempos del coronavirus requiere saber claramente lo que sí y lo que no hay que hacer para evitar contagios. Este momento puede ser una oportunidad para mejorar algunos aspectos de nuestra vida sexual, y seguir estos consejos.
LA REFLEXIÓN
Es un buen momento para la reflexión y puede servir para cuestionarse la viabilidad de la relación.
Explorar más allá de la relación física La sexualidad es mucho más amplia y no se basa sólo en las relaciones sexuales. Por tanto el confinamiento es ideal para explorar los otros elementos que la forman, como la intimidad, el erotismo y la seducción, pero sin la relación física.
POTENCIAR OTROS SENTIDOS
Confinados no podemos tocarnos, pero podemos potenciar otros sentidos de una forma distinta. Podemos recordar el olor, las caricias y esto ayuda a potenciar las sensaciones y la excitación. Y esto se puede hacer de forma individual o compartiéndolo con nuestra pareja.
Practicar la comunicación sexual. Es un momento ideal para conocer al otro y para interesarnos y saber qué le excita y que le gusta, e incluir los recuerdos de los que hablábamos antes en esta comunicación.
LAS FANTASÍAS
Imaginar lo que nos gustaría hacer con el otro es un recurso para conectar con el otro sin que esté, y tampoco hace falta que sean compartidas.
SEXO VIRTUAL
Es una manera excelente de mantener la parte física, aunque sea sin tocar a nuestra pareja. Es fantástica, pero hay que hacer énfasis en preservar nuestra intimidad, y hacerlo con seguridad, sobre todo si es alguien que hace poco que conocemos.