Jueves 28 de mayo, 2020
  • 8 am

Latidos 31-3-2020

ECONOMÍA EN RIESGO

No solo las grandes empresas sienten el impacto del coronavirus, los hogares que todos los días deben hacer las compras para la comida del día, hacen malabares para poder comprar lo que se necesita. Los precios en los almacenes de barrio están por las nubes y han subido todo. Aprovechando que muchos comercios están cerrados, los comercios de barrio “se avivaron” y subieron todos los precios. “No puede ser que tres cositas que uno compre en el almacén para cocinar termine pagando 300 pesos”, dijo una mujer. “Es una barbaridad”.
CONSUMIDORES DESPROTEGIDOS
A propósito de los precios altos, el alcohol blanco escasea en todas las farmacias y comercios y donde se encuentra su precio es muy excesivo. Se trata de un producto que junto con el alcohol en gel, resulta esencial para protegerse de la pandemia del coronavirus. Para un lector el problema es que nadie defiende al consumidor, ya que considera que la Oficina de Defensa del Consumidor “está pintada”, señaló “porque si no puede incidir en los precios altos que cobran los comercios a determinados productos entonces no tiene sentido su existencia”, dijo.
LA POLICÍA DEBE ACTUAR
Ante la imprudencia de la gente de salir igual de sus casas, sobre todo los jóvenes hacino reuniones en plena vía pública, una lectora sostiene que “la Policía debe actuar y disolver esas juntas”. Agrega que usando primero la advertencia y luego la fuerza, tiene que poder retirar de la calle a esos “imprudentes que no respetan nada y les hace falta aprender algo de disciplina y orden”, dijo. Si bien no estamos en una cuarentena obligatoria total, el hecho de quedarse en la casa es una exhortación de las autoridades para evitar contagios de la pandemia.
SE PASAN DE CÓMODOS
En muchos contenedores de basura se observa por estos días muchas bolsas al costado de los recipientes. Pero no es que el contenedor esté repleto, sino que muchos llegan hasta él y no tienen mejor idea que dejarlas al lado. “Parece que a algunos ciudadanos les cuesta mucho abrir la tapa del contenedor u tirar su basura, prefieren dejarla al lado y que con el calor el olor sea insoportable”, dijo un lector que tiene uno de estos recipientes plásticos en la puerta de su casa.
ABRIL DORADO Y MADURO…
…Abril de tu amor feliz”. Así dice una de las estrofas del poema de Juana de Ibarbourou dedicada a este mes que está por ingresar. Con abril se van quedando poco a poco por el camino las altas temperaturas y se aproximan los días ventosos y típicos de la Semana Santa. Una época en la que por las características del viento, las cometas pintaban de puntos de colores el cielo. Abril es el mes bisagra, entre el calor y los días templados.