miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

Confirman nuevo caso de leishmania visceral en residente de la zona rural

Desde la Dirección Departamental de Salud de Salto se informó anoche que tras los estudios pertinetes efectuados en el laboratorio del MSP se confirmó un nuevo caso de Leishmaniasis Visceral en un residente de la zona rural del departamento. De acuerdo a la información aportada por las autoridades la persona afectada se encuentra internada, estable, sin elementos de gravedad y está siendo atendida por el equipo médico según las pautas establecidas para estos casos.
Ya se han desplegado todas las acciones previstas y en las próximas horas un equipo de epidemiología del MSP se trasladará a la zona para continuar con los estudios del caso y coordinar con el equipo local las acciones a realizar para el control de la enfermedad.
TRABAJO DE CAMPO
En los dos casos anteriores, desde Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, se realizaron trabajos de fumigación y de concientización en las zonas donde residían las personas infectadas. Sin embargo el hecho que en esta oportunidad el afectado sea una persona en situación de calle, complica la zona de trabajo, ya que por lo general quienes viven en esta situación recorren un amplio circuito de la ciudad. La idea del trabajo de campo es no solo controlar la presencia de flebótomo vector, sino aplicar medidas que pueden ayudar a reducir la presencia del insecto, no solo en protección de los perros, sino también de quienes viven en el lugar. Las autoridades señalan que lo más improtante de este tipo de situación es que la población tome conciencia que esta enfermedad llegó para quedarse y que de no advertir las medidas preventivas su proceso de infección irá en aumento.
RECOMENDACIONES
Según detalla Salud Pública, la leishmaniasis visceral es una zoonosis causada por un protozoario (Leishmania infantum) que afecta tanto a los perros como a los humanos. El perro es el principal reservorio de estos parásitos. La enfermedad se transmite a los animales y a las personas a través de la picadura de un insecto (flebótomo) que se alimenta con sangre. Entre las medidas sugeridas, se incluye evitar las picaduras de insectos en personas y perros, usar repelente y ropa protectora que cubra brazos y piernas, colocar mosquiteros en puertas y ventanas de las casas, retirar residuos de poda, césped cortado y otros cúmulos de materia orgánica, para disminuir la presencia del vector.
También se recomienda a quienes tienen mascotas realizar un control sanitario periódico y solicitar una prueba de la enfermedad en cachorros de más de cuatro meses o de los padres si tienen menos edad. Como el perro es el principal reservorio de los parásitos que provocan la leishmaniasis, se aconseja el sacrificio de los perros infectados.