Jueves 9 de julio, 2020
  • 8 am

“Tres mil trabajadores dependen de Citrícola Salteña por eso es necesario que siga viva”

El Presidente de la República se reunió con diferentes actores en torno a la situación de la empresa Citrícola Salteña que atraviesa una crítica situación, Fabio Cabrera presenció esta reunión en pos de una democrática reunión con el objetivo de que todas las voces sean escuchadas, no integra el sindicato SUCSAL, sin embargo supo integrar el viejo sindicato SITRACOR y fue la voz de aquellos trabajadores de años de la empresa que no coinciden con el proceder del actual sindicato.
Fabio Cabrera visitó la redacción de CAMBIO y expresó alegría en torno a la representatividad que tuvo la reunión que brindó alivio en el sector, tras lograr el apoyo de la Presidencia.
-¿Por su parte qué mensaje le llevó al Presidente?
-Que el sector para nosotros es rentable, lo que le transmitimos al Presidente fue que nadie puede dejar de reconocer lo que es la naranja para el departamento. Salto nació naranjero, es y apostamos a que lo siga siendo así. Le dijimos que la gente en Salto depende mucho de este rubro, máxime en esta empresa que nuclea a más de 3 mil personas y es necesario que se mantenga viva y productiva. Le expresamos las repercusiones que tuvo la noticia de la liquidación de la empresa. El quedó muy contento con la presencia nuestra y nos transmitió la tranquilidad de que este es un tema muy complicado, pero que se está trabajando, la empresa manifiesta que quiere seguir trabajando en el rubro. Ellos también saben que la empresa tuvo un problema muy grande de gestión en los últimos años.
¿Cuál es el problema que complica a la empresa?
-En profundidad nosotros no lo sabemos. No manejamos esa parte empresarial, sí sabemos que esta empresa y el sector hizo una apuesta grande a la reconversión porque sino ya el negocio dejaba de ser rentable. En tal sentido que los mercados pasaron a pedir nuevas variedades de frutas, los mercados estaban más exquisitos. El gobierno en aquel momento sale a buscar los mercados, se consiguen, pero tenían una demanda muy grande por variedades que en Uruguay no estábamos produciendo. Se hace el esfuerzo por parte de la empresa, algo que no dejamos de reconocer como trabajadores es que la empresa tomó la punta por ser la empresa más grande e inició ese volumen de reconversión. Entendemos que ahí se gastó mucha plata. Es bueno aclarar que es una reconversión varietal, en la planta industrial porque se debe de trabajar con otro tipo de mecanismos que exige el mercado de exportación, en el tema del frío y del traslado. Hasta ahí es lo que vemos los trabajadores, somos conscientes de esa inversión que hizo la empresa, pero después si hay otros aspectos en los cuales haya habido mala gestión no los manejamos. Nosotros como trabajadores viejos de la empresa, -en mi caso son 22 años-, hablamos de lo que vemos y de lo que sabemos.
-¿Cuál es la postura de los trabajadores por fuera de SUCSAL?
-Creemos que no se puede jugar con el trabajador, todos sabemos que todos si no tenemos nuestros sueldos vamos a salir a golpear las puertas que sean y como trabajadores estamos alineados. Pero también sin dejar de reconocer que nosotros los trabajadores viejos que la empresa apostó mucho, está en problemas pero quiere salir. Estamos hablando de una empresa que está desde 1945 instalada, es una marca registrada para el departamento y para el Uruguay y que nos ha hecho trascender en el mundo.