Miércoles 8 de julio, 2020
  • 8 am

“Quien gane el gobierno departamental asumirá la peor Intendencia de la historia”

Diario

Por Julio Aguirrezábal.
Está militando fuerte en filas de Vamos Salto y en la diputación del Partido Colorado, que si bien encabeza Omar Estévez, participa en forma activa de los temas que se abordan. Agustina Escanellas considera que en Salto la elección departamental se define entre el Partido Colorado y el Frente Amplio, al margen de lo que expresan algunas encuestas. En diálogo con CAMBIO fue crítica de la gestión del MIDES y acusa al FA de siempre hablar de la herencia de Germán Coutinho, cuando considera que el déficit es una responsabilidad compartida.

¿Cómo ingresó a la política?
-Cuando vine a Salto en octubre del 2011 vi un Salto que me gustó, pujante, y en el 2013 empecé a militar.
-Se recibió como abogada en el 2006 y se quedó a vivir en Montevideo.
-Sí, tenía un estudio y trabajaba en forma independiente. Yo hice primer y segundo año de facultad en Salto en el año 1999 y 2000 y tercero ya lo comencé en Montevideo. Ahí conocí a mi ex marido que era escribano y ya tenía su estudio con su madre y anexamos la parte jurídica cuando me recibí en 2006, en ese año también me casé. Cuando me divorcié en el 2011 decidí volver a Salto.
-¿Cuándo volvió ingresó directamente en la política?
-Llegué el 28 de octubre y el 29 me reuní con Diego Simonet que me invitó a participar en la 515. En esa época ese grupo era de Jorge Batlle. Yo no pertenecía a Vamos Salto, ahí comencé e hicimos unas elecciones juveniles que fueron muy buenas.
-¿Cuánto incidió su padre, Antonio Escanellas, en que ingresara en la política?
-Directamente en nada. De hecho, de las tres hijas soy la única que lo lleva en la sangre. De chica siempre viví la política con papá, en mi casa la política siempre estuvo como algo positivo y por eso mi mamá militaba con él. Era algo que a mí me apasionaba. Por eso decía que directamente en nada, pero en el fondo sí, tuvo mucho que ver.
-Después se fue con Eduardo Malaquina.
-Yo voté a Malaquina en el 2010 y ese mismo año, yo vivía en Montevideo, gana Germán Coutinho. Esa noche pierdo el ómnibus para quedarme a festejar y bajamos a festejar a la Plaza porque nos parecía increíble que el Frente Amplio hubiera perdido en Salto y que hayamos ganado nosotros en el mejor momento del Frente Amplio. Estábamos emocionados, no recuerdo tanta emoción como ese día, fue muy doloroso estar en Montevideo. Volví a Salto y arranqué con la 515 en 2011 y 2012, para después en 2013 pasar a trabajar para Vamos Salto.
-Ya estaba Germán Coutinho en el gobierno.
-Sí, pero yo ingreso a Vamos Salto por invitación de María de los Ángeles Márquez. Ahí empecé a trabajar en la lista 7. Nunca había tenido contacto con Germán, ni con Cecilia Eguiluz.
-En una entrevista que le hicimos hace bastante tiempo, usted defendió con uñas y dientes la gestión de Coutinho. En ese momento le recordé que no había antecedentes cómo había quedado la economía de la intendencia de Salto. A partir de ahí entró a militar fuerte en Vamos Salto.
-Desde el 2013 empecé a militar fuerte por Vamos Salto. Lo que pasó es como todo, cuando se pierde lo primero que surge desde Vamos Salto fue la comisión de ayuda a los cesados cuando ingresó Andrés Lima y echó a 250 funcionarios. Yo formé parte de la comisión que ayudó a los cesados. Mucha gente se fue y algunos nos quedamos. Iba a todas las reuniones de Vamos Salto como militante, como toda la vida, hasta que en 2017, antes de las elecciones, Germán Coutinho me llama. Esa fue la primera vez que hablé con él. A partir de ahí Germán me dijo que me tenía en cuenta y que tenía que levantar mi perfil, que tenía que ser dirigente y encabezar una lista. Le dije que sí sin pensarlo.
-¿Este parate que hubo en la campaña por el Covid-19 cree que benefició o perjudicó al Partido Colorado?
-(Piensa largamente) Creo que no podemos analizar que tanto favoreció o no en términos electorales o políticos, porque esto fue un desastre. Sacando el momento dramático que estamos viviendo y todo lo que significó a nivel personal, económico y sanitario, no sé si nos hizo bien o mal el parate. Estábamos a 55 días de una elección y veníamos bien y creciendo. Lo que sí sé es que afecta a todos por igual.
-El Cr. Ricardo Stirling en la entrevista que se publicó el domingo pasado dijo que los que se beneficiaron fueron los otros partidos, porque les dio tiempo para armar un programa de gobierno que aún no lo tienen.
-Vamos Salto es una de las agrupaciones políticas más grande que tiene el país y siempre tiene que estar a la altura de las circunstancias. A 55 días de la elección había que tener un programa de gobierno, si eso sirvió para marcar la agenda a los otros partidos, bienvenido sea. Eso es positivo, empezar a discutir ideas y como salir de este pozo, porque el que asuma la intendencia va a asumir la peor Intendencia de la historia. Estamos viviendo una crisis que dice que va a tener connotaciones peores que la del 2002 y no sabemos cómo se va a salir. La incertidumbre que se está viviendo es monumental en todos los sentidos.

-Independientemente de la pandemia, según Soledad Marazzano -que fue Directora de Hacienda del gobierno de Ramón Fonticiella-, la crisis y el desastre que es la intendencia es culpa del gobierno de Germán Coutinho.
-El Frente Amplio es el abanderado de las herencias malditas. Hicieron 15 años de gobierno y también lo hacen a nivel departamental, hay explicaciones que ya se han dado y se insiste en querer responsabilizar la mala gestión de Lima con lo que heredó de Germán. Primero, Marazzano y Fonticiella dejan la Intendencia y hacen la adecuación de casi 600 funcionarios. Eso significó entre 400 y 500 millones de pesos que es parte del déficit. El 3 de junio dejan esa adecuación para que se haga cargo el próximo gobierno, eso fue cuando ingresó Germán y ahí lo que se armó fue una comisión que estudió la viabilidad de esto. Se tiraba para atrás todo, que era una de las opciones, o se continuaba con esa adecuación. Hacía 5 años que el Frente Amplio tenía contratos chatarras con gente de grado 0, una situación de todo lo que era el empleo municipal, tremendo. Marazzano sabe que parte del déficit es esa resolución que ellos firmaron cuando se fueron. Hay una responsabilidad que tiene que ser compartida, si hay algo que se hizo mal, los autores intelectuales de eso fueron ellos. Después Germán determinó que iban a hacer el esfuerzo, porque no se iba a cortar por el lado del trabajador. Ellos hacen una cosa y ahora quieren decir que esto fue el gobierno de Germán Coutinho. Marazzano en el fondo conoce como se dieron las cosas, no podemos seguir hablando y responsabilizando a los demás, que tenga una actitud madura; sabe muy bien que la Intendencia que dejó Fonticiella condicionó los 5 años de Germán.
-¿Cómo ve el gobierno de Lacalle?
-Veo un Presidente que se está haciendo cargo, responsable, educado, sensible, honesto, trabajador, transparente, que realmente es el Presidente de todos.
-¿Y a nivel local?
-Veo una Intendencia que está haciendo nada, absolutamente nada. Creo que lamentablemente con el tema del coronavirus falló feo.
-El tema del coronavirus depende más que nada de la asistencia del MIDES.
-Hay que articular a las fuerzas vivas en momentos de emergencia y en realidad al Comité de Emergencia depende de la Intendencia. El intendente es la cabeza y ahí se tienen que convocar a las fuerzas vivas. Por ejemplo, el Ministerio de Defensa, Desarrollo Social, Educación, el que convoca debe ser el intendente, pero esa mesa debe de funcionar desde el primer día que hay una emergencia hasta el último en forma permanente y no funcionó nunca. Vemos un MIDES y una Intendencia que de lo que se preocupan es por quien sale en las fotos repartiendo canastas. Muy triste.
-¿Usted me estás diciendo que hay inacción de las dos partes, de la Intendencia y del MIDES?
-No hay gestión adecuada a la altura de las circunstancias. El CECOED no funcionó de forma permanente.
-¿Cree que esta falta de coordinación entre la Intendencia y el MIDES responde a una acción electoral?
-Creo que cuando se asume responsabilidades de gobierno hay que estar por encima de los intereses políticos. Pero se vio en 15 años del MIDES que terminó siendo un comité de base de algunos partidos del Frente Amplio. Eso es un error que no nos podemos dar el lujo de seguir cometiendo.
-Pero eso ya pasó, le pregunto de lo que está pasando ahora.
-Eso pasó y pasa, hay denuncias, por ejemplo del Senador Sergio Botana del propio Partido Nacional, que denunció que el MIDES estaba siendo una agencia de colocación de la 404 y eso no puede pasar. Eso no debe pasar, me niego a cambiar solo caras. El MIDES tiene que trabajar con las fuerzas vivas y la Intendencia para salir de la pobreza extrema que tiene el departamento. No estar pensando si los voluntarios del partido van a repartir canastas.
-Circulan “encuestas”, algunas de origen dudoso, donde dan al Partido Colorado como tercero en Salto. ¿Qué opina?
-No es lo que uno siente, ni sintió en octubre donde el Partido Colorado vota a nivel nacional un 12% y en Salto por encima del 20%, fue alto el porcentaje. El mejor Partido Nacional en Salto votó por debajo, reitero, el mejor Partido Nacional. Tenemos un candidato hoy que es Germán Coutinho y la gente demostró que lo sigue, aún perdiendo lo demostró hace 5 años. Sabemos que tenemos fuerte presencia en los barrios, en el interior con candidatos a alcalde en todas las localidades, entonces no entendemos esa brecha que dicen que hay. Vamos Salto políticamente está fuerte.
-¿Está convencida que el Partido Colorado define?
-Estoy convencida en que esto se define entre Germán y Lima. No considero para nada al Partido Nacional.

Diario