Martes 4 de agosto, 2020
  • 8 am

Centros Comerciales de Salto, Paysandú y Artigas se reunieron para evaluar acciones

Por Alexander Ruppel.
En los últimos días directivos de los Centros Comerciales de Salto, Artigas y Paysandú se reunieron, buscando intercambiar posturas sobre la problemática de las políticas de frontera. En ese sentido, el presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto, Atilio Minervine dialogó con CAMBIO, contando detalles al respecto. “Nosotros estamos trabajando hace bastante tiempo, desde la Confederación Empresarial del Uruguay hemos estado trabajando estos temas, ya desde hace algunos años algunos Centros Comerciales hemos contratado a Economistas de la Universidad Católica para hacer estudios, con el fin de realizar comparativos con los precios de Uruguay y países fronterizos, se hizo un seguimiento en el tiempo de los precios en Uruguay, Argentina y Brasil. Es una buena herramienta que ayuda a cuidar las fuentes de trabajo, nos ayuda a juntar información. Nosotros ahora nos venimos reuniendo con los Centros Comerciales de Paysandú, Río Negro y Artigas, estamos trabajando en común, indudablemente otras regiones tienen el problema de frontera, pero no tanto como nosotros con la frontera Argentina, donde la diferencia de precios son abismales”.
AUMENTARON VENTAS DE PRODUCTOS
Minervine destacó que en muchos casos los productos aumentaron sus ventas a nivel local, ante el cierre de fronteras principalmente con Argentina. “Con esto de la pandemia las ventas de los comercios en algunos productos subieron hasta un 50%, pero los productos que se pueden adquirir del lado argentino por ejemplo el incremento de las ventas ha sido de un 100%, se duplicaron las ventas al estar cerradas las fronteras, el cierre de fronteras ha hecho ver una realidad que la diferencia de precios hace que la gente compre la mitad de sus compras fuera del mercado formal”.
DESCUENTOS Y BENEFICIOS
El directivo además expresó que vienen trabajando una investigación que será enviada a Presidencia de la República, buscando que se beneficien los habitantes de ciudades fronterizas del lado uruguayo con descuentos en compra de productos a nivel local. “Hace una semana nos reunimos en Salto con representantes del Centro Comercial de Paysandú y de Artigas, justamente planteando esos temas y buscando más elementos, por ejemplo las distribuidoras nos muestran números de como se han vendido los productos, es el indicador”, dijo. La puesta en marcha del cero kilo no sirve según los comerciantes porque impacta en forma negativa en ambos lados de la frontera y se debe tener un tránsito fluido y no privativo. Además sostienen que se afecta al “consumidor chico”, pero todos saben que los productos de contrabando ingresan igual y se venden en Salto.
PRESENTAR LA REALIDAD
Por otro lado el empresario dijo que “Estamos trabajando en conjunto entre estos Centros Comerciales y la Confederación Empresarial del Uruguay acercarle la semana que viene a Presidencia de la República y el Ministerio de Economía estos números, para mostrar lo que afecta a la economía local y las fuentes de trabajo. Nuestras herramientas van para generar un descuento al consumidor final, sea el IVA o el IMESI, para que el producto se abarate, el gobierno recaude y si aumentamos la venta el gobierno va a recaudar más. En esa línea venimos trabajando, queremos que el gobierno nacional conozcan y entiendan la realidad de los departamentos de frontera, la realidad es muy diferente al área metropolitana”.