sábado 13 de abril, 2024
  • 8 am

50 personas que residen en Salto y trabajan en Concordia son afectados por la emergencia

Por Alexander Ruppel.
Un grupo de argentinos (principalmente oriundos de Concordia) y salteños que tienen doble nacionalidad viven una problemática durante la emergencia sanitaria. Hay argentinos que viven en Salto pero trabajan en Concordia y salteños que residen en su ciudad pero que también trabajan en Concordia. En los últimos días y debido a las restricciones se les han creado dificultades en su situación y se lo han planteado al Canciller Ernesto Talvi, buscando algunas soluciones. Si bien Uruguay ya ha flexibilizado bastante mediante un nuevo decreto, Argentina no y si se quiere salir de Uruguay para ingresar a la Argentina es solo por el paso de Gualeguaychú.
CONSECUENCIAS AFECTIVAS Y LABORALES
Darío Allasina, vocero del grupo-, dijo que paralelamente enviaron notas al Cónsul de Uruguay y de Argentina pidiendo que flexibilicen el cruce en puente Salto Grande, manteniendo y cumpliendo con todas las normativas sanitarias correspondientes. También han remitido nota al Canciller de la República Argentina Felipe Solá, aunque hasta ahora no han tenido respuesta alguna. Además aclaran que cumplieron con todas las normativas emitidas por los Ministerios de Salud de ambos países y que en ambos países tienen familiares que los necesitan desde lo afectivo, así como también responsabilidades laborales que en caso de no cumplirlas ponen en riesgo su continuidad dentro de esas fuentes de trabajo. El grupo de personas involucradas en principio eran 32, al momento de realizar estas solicitudes y actualmente son alrededor de 50. Se trata de salteños y concordienses que buscan volver a ver a sus afectos y preservar sus fuentes de trabajo, esperando una resolución y flexibilidad de medidas tanto de las autoridades uruguayas como argentinas.
ESPERAN RESPUESTA
Este grupo de personas están muy preocupados por la situación que los afecta ya que son trabajadores en su mayoría que están varados en un lado u otro de Argentina y Uruguay, por lo que piden se permita una flexibilización, con un protocolo especial, para poder reactivar sus tareas familiares y laborales. Indican además que sus actividades se han visto postergadas en el marco de la pandemia y consideran que dentro de Concordia y Salto no hay tantos casos, por lo que no hay casi contagios, lo que permitiría poder retomar estas actividades. “Tanto en Argentina como en Uruguay hay familiares que nos necesitan por motivos de trabajo, asistencia, salud, edad y de afectos tan necesarios para mantener nuestro equilibrio físico y emocional, como así también el resguardo de las fuentes laborales que hoy corren riesgo de perderse”, dice el petitorio elevado a ambas Cancillerías. Quienes firman la misiva que compartieron con CAMBIO solicitan “de manera excepcional, que se flexibilice el paso por la Frontera de Salto Grande manteniendo y respetando las medidas sanitarias implementadas por ambos países, al ingreso de cada país y así evitar la propagación del virus”, sostienen. Esperan que haya una respuesta desde las Cancillerías porque la situación es compleja y ya se está en un momento donde, bajo las medidas correctas de prevención sanitaria-, se puede permitir el paso sobre todo desde el lado argentino.