miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

Centros termales de Salto y Paysandú con un 40% de ocupación en vacaciones

Ante la imposibilidad de recibir visitantes extranjeros y el relativo control de la pandemia en Uruguay (pese a los últimos brotes en centros de salud), el Ministerio de Turismo y los operadores están apostando al turismo interno responsable. Las dos semanas de vacaciones de julio, en este sentido, son vistas como una oportunidad. El viceministro de Turismo, Remo Monzeglio, aseguró días atrás que había expectativas para «hacer turismo interno en Colonia, Punta del Este y el interior del país, exceptuando Treinta y Tres por el momento». Dentro de los destinos de mayor elección figuran las termas del Daymán que si bien la afluencia no supera las 200 personas diarias, es uno de los centros de mayor demanda debido a que el agua es más caliente y acorde a estos días de muy bajas temperaturas.
EXPECTATIVAS PARA FIN DE SEMANA
En las Termas de Arapey no abrieron los dos grandes hoteles tradicionales de la zona (Arapey Thermal y Altos del Arapey), pero sí funcionan otros emprendimientos hoteleros con menor cantidad de habitaciones. Se ha visto un movimiento lento en los primeros días de la semana, pero hay expectativas que este fin de semana haya un movimiento mayor. En Termas del Daymán el 50% de los alojamientos turísticos no retomaron a sus actividades. En general, los que abrieron están por encima de un 40% de ocupación.
En Termas de Guaviyú también hay un 40% de ocupación, pero con la casi totalidad de operadores abiertos. En Termas de Almirón, en Paysandú, el emprendimiento que tuvo mayor éxito fue el Hotel Salinas, con más del 60% de ocupación. El movimiento no es importante en comparación con otros años, pero es evidente que la pandemia generó dificultades que impactaron en forma negativa no solo en la economía de los operadores termales, sino en el ánimo de lo uruguayos a la hora de vacacionar.