Lunes 10 de agosto, 2020
  • 8 am

Latidos 28-07-2020

Diario

ES NECESARIO

El uso de tapabocas se ha convertido en un accesorio más para llevar consigo. Del mismo modo que llevamos los lentes para poder ver, el tapaboca ahora es un elemento de primera línea que ayuda no solo a protegerse uno, sino a proteger a los demás. Su uso hace la diferencia para mantener la inactivación de la propagación de virus y debería ser un elemento de uso obligatorio en la vía pública.
HOJAS EN LA CALLE
Vecinos de calle Larrañaga al 500 suelen tener montones de hojas secas que se acumulan contra el cordón de la acera o encima de las veredas. Por esta razón muchos de ellos provistos de sus escobas barren la vereda y las juntan en un solo lugar. Pero el problema es que cuando llueve las mismas hojas hacen de represa y no permiten la circulación natural del agua. Por eso reclaman a la Intendencia que Servicios Públicos envíe barrenderos para al menos una vez a la semana llevarse la gran acumulación de hojas secas que hay en esa cuadra.
DISCOTECAS RODANTES
Más allá del problema psicológico -(que lo tienen)-, quienes circulan por la calle en autos o camionetas con la música muy alta, es la Intendencia desde Salud e Higiene quien debe tomar cartas en el asunto y multar de una vez por todas a quienes transitan de este modo. No puede ser que el solo hecho de hacerse ver o de ser egocéntricos, les valga para pasearse por la ciudad con música alta sin respetar a nadie. La responsabilidad no solo es de ellos.
INFRACCIONES
La Intendencia desde el área de Tránsito está más preocupada en evitar que la gente estacione en la Costanera que sancionar las múltiples infracciones que se cometen a cada minuto en el centro. Personas con el casco mal abrochado, conductores de autos fumando o tomando mate, hablando por celular, sin luces, sin cinturón de seguridad, etc. Fumar mientras se conduce es tan grave como hablar por celular y en Salto nadie resulta multado, ni sancionado por esta acción. Un lector sostiene por las claras: “Que falta rigurosidad y severidad en el control de tránsito de Salto”.
ROTACIÓN SE INSPECTORES
El mismo lector indica que lo que ser{ia muy bueno será la rotación de los inspectores de Tránsito
con departamentos vecinos, como Artigas o Paysandú. Es decir que un fin de semana, efectivos de tránsito concurran a Artigas y desde Artigas vengan inspectores a controlar en Salto. “La aplicación de multas serían más justas, severas y sin vueltas”, dijo. Agregó que es una forma de que el inspector no “se case con nadie”.