Jueves 1 de octubre, 2020
  • 8 am

“Germán Coutinho reconoció sus errores, ha madurado y tiene muy claro hacia dónde va”

Por Julio Aguirrezábal
Es uno de los dirigentes con marcada trayectoria dentro del Partido Colorado, comenzando su actividad en política de la mano del Esc. Eduardo Malaquina. Carlos Rattín, ha sabido mantener la frescura de la lista 13 con el correr de los años, hoy formando parte del gran sector de listas que conforman Vamos Salto y que impulsan a Germán Coutinho como candidato a intendente. En entrevista con CAMBIO, Rattín sostiene que Coutinho ha ganado experiencia y madurez en el Senado de la República y tiene los vínculos y conocimientos necesarios para hacer una muy buena gestión departamental.

-¿Cuál es el concepto de la nueva etapa de la Lista 13?
-La Lista 13 se inicia el 1 de junio del año 2000 y su nombre registrado en la Corte Electoral es “Agrupación siempre junto a la gente”. Como tal durante todos estos años fue lo que hemos hecho. En diciembre voy a cumplir 40 años de médico y en una oportunidad le pregunté a un profesor: ¿De qué manera puedo equivocarme menos en el desarrollo de la actividad profesional? Me dijo algo muy simple que me sirvió durante todos estos años. “Mire Doctor si usted tiene en una camilla a una persona mayor, haga lo que le gustaría que hicieran si esa persona fuera su padre. Si en la camilla hay una persona menor, haga lo que le gustaría que hicieran si fuera su hijo”. Eso me ha servido, lo he llevado adelante siempre, y en la actividad política lo mismo. Hago política por un tema casi accidental. De alguna manera entendí que debía retribuir lo que la sociedad me ha dado, me pareció un lugar legítimo para trabajar desde la política. Fue un ofrecimiento que me hizo el Esc. Eduardo Malaquina por el año 98 y lentamente me fue atrapando. En el 2000 formamos la Lista 13, es una rama que salió de la Lista 1 por tener discrepancia con algunas personas, pero seguíamos integrando el mismo espíritu.
-Hay un abismo entre lo que pregonaba Pablo Perna y de la forma que venían actuando anteriormente en la Lista 13, y ahora para las elecciones departamentales; hay un antes y un después.
-Cuando se hizo la interna para ver quiénes eran los candidatos a diputados yo entendí que no me correspondía, por un tema de edad. No iba a tener las ganas de viajar semanalmente 1.000 kilómetros a Montevideo y hacer las cosas que sin ganas nunca salen bien. Además ya había una persona preparada que arrancó en el 2000 estudiando abogacía, que es Pablo Perna. Es como un hijo para mí, tenía la formación política adecuada y la capacidad técnica como para desarrollarse por su profesión como escribano y abogado. Había actuado en los últimos períodos del Esc. Malaquina con 24 años haciendo la calificación de más de 1.300 funcionarios, ya llevaba 7 u 8 años como asesor en la Junta Departamental, por lo tanto entendía que era la persona ideal para ocupar un cargo legislativo. En aquel momento lo que preocupaba a la sociedad era la falta de seguridad. Pablo es una persona que tiene un discurso muy fuerte, y surge en este diario el Mano Dura y Plomo, algo que él dijo al pasar, el diario lo tomó como titular, y entendimos que era un eslogan para trabajar. Cuando se arma el diseño de la campaña electoral en búsqueda de ser uno de los candidatos y luego uno de los tres candidatos a ganar la diputación, trabajamos fuertemente sobre eso, además de trabajar con 18 comisiones y tener una serie de proyectos. Pero lo que más interesaba era el Mano Dura y Plomo, tanto fue así que lo llamaron medios de comunicación de Montevideo y se burlaban. Luego se dieron cuenta que no era nada hueco ni vacío y había fundamentos, seriedad y capacidad detrás de eso. Cuando veníamos muy bien en las encuestas y la campaña, surge la figura del General Manini y Ríos,-más mano dura y plomo que eso no hay-, por lo tanto luego de más de un año de trabajo hubo que cambiar el eslogan. Son esas cosas que suceden en la vida.
-La mayoría de los que trabajan en política no dan puntada sin hilo. Todos están sujetos a qué es lo que le va a dar la política. ¿En su caso nunca ocupó un cargo político?
-Ocupé dos lugares, uno fue subdirector del Hospital Regional Salto que ocupé con mucha responsabilidad en situaciones difíciles. Después fui coordinador de los alcaldes en el Congreso de Intendentes, durante 4 años.
-Esos fueron cargos nacionales, me refería a nivel departamental.
-No, nunca.
-Lo que llama la atención es que nunca trabajó en política para conseguir algo. ¿Eso lo diferencia del resto de los que hacen política?
-Creo que cuando alguien se acerca a un político es porque tiene una necesidad o quiere participar en política porque le gusta. Pero generalmente necesidad de la misma persona o familiar cercano, que no tiene trabajo, dificultad de vivienda, acelerar trámites de discapacidad, gente con mucha expectativa y muy frágiles para conquistar un voto aunque no le sean sinceros, la necesidad hace que la gente crea. Siempre mi premisa fue que entre perder el voto y perder el respeto, yo siempre, en 20 años, tomé el camino de perder el voto. Hoy tengo la plena tranquilidad y certeza de que puedo entrar en cualquier barrio del departamento y estar con cualquier persona que jamás le mentí.
-¿Quiere decir que los políticos son todos mentirosos?
-Hay políticos mentirosos que prometen sin tener la certeza de poder encontrar esa solución. Una cosa es ver quien está en el tema y averiguar si se puede y otra cosa es asegurar la solución sin saber la posibilidad, dos cosas distintas.
-¿Los dirigentes se cambian de sector o de un partido a otro porque no se le cumplen las promesas? Eso está ocurriendo con mucha frecuencia.
-Creo que sí. Prometen la ilusión para generar el grupo y que todo el mundo empuje, cuando uno entra a jugar lo hace a ganar.
-¿Juegan con la ilusión del votante?
-Hay casos que sí. Hay que ser muy cauteloso. Le hago esta metáfora. Si mañana tengo un cuadro de fútbol y vamos a jugar contra Barcelona, no puedo decirle a los 11 jugadores que vamos a entrar a la cancha y hacerle 4 goles. Tengo que decirles que vamos a dejar el alma y al menos salir orgullosos del esfuerzo que se hizo, para que la gente diga “hicieron todo lo que pudieron, era natural que perdieran pero lo intentaron”.
-Esa metáfora parece decir que no se le puede ganar al Frente Amplio y solo van a jugar un papel decoroso?
-Al Frente Amplio se le puede ganar y se le va a ganar.
-Si bien es cierto hay que ganarle a todos, ¿Cuál es el rival más duro, el Frente Amplio o el Partido Nacional?
-El Frente Amplio. Creo que los últimos 15 días de setiembre, cuando la gente decida su voto, se le verán las patas a la sota. Me animo a decir que hace unas cuantas elecciones que nadie gana una elección, sino que alguien la pierde. Creo que la decisión de la gente ahora no es que Andrés Lima sea Intendente porque la intención es ganar.
-¿En definitiva tendremos un Intendente por descarte?
-No es tanto por descarte, se descarta al menos creíble, al que menos credibilidad provoca en la gente, de varios candidatos dos ya gobernaron, Germán Coutinho y Andrés Lima, la gente ya los conoce.
-Según los Blancos, que la gente conozca a Lima y Coutinho, es un punto a favor de ellos, porque lo que hicieron fue muy malo. A eso agreguemos que una encuesta asegura que el Partido Nacional va primero, cómodo.
-Hay encuestadores y encuestadores, encuestas y encuestas. Pero también creo que la gente no dice toda la verdad cuando se hacen las consultas. Primero porque todavía no lo tienen claro, también depende de cómo le pregunten, la minoría de la gente todavía se deja llevar por las encuestas, es cierto. En las propias bocas de urnas la gente vota una cosa y dice que votó otra, entonces yo creo que las encuestas son una herramienta e insumo más, pero no hay que guiarse por eso.
-Reitero. ¿Cree que tendremos una elección por descarte?
-La elección va a ser hoy entre dos candidatos que ya gobernaron, Germán Coutinho y Andrés Lima.
-Por eso le decía, dos candidatos conocidos contra otro que está “limpio”, aunque fue parte del gobierno de Germán Coutinho.
-Tienen todo el derecho los candidatos del Partido Nacional a querer ser intendente, es legítimo. Yo lo que creo es que la sociedad y el ciudadano, cuando vea que no tiene opción, va a usar el voto útil. Se va a encontrar con un Germán Coutinho maduro, con experiencia, que conoce la Intendencia, que reconoció sus errores, tiene claro hacia donde encarar; 5 años en el senado le dio una madurez, vínculo y relacionamiento necesario con todos los organismos a nivel nacional, y todos sabemos que la Intendencia con lo que recauda se lo consume el rubro 0. Hay que lograr tener una gran presencia y peso a nivel de los órganos nacionales. Y él lo puede hacer. Malaquina estaba en Montevideo casi toda la semana haciendo lobby, buscando traer inversiones para Salto, pienso que Germán puede hacer lo mismo.
-¿Por qué hay que votar la Lista 13?
-Porque es una lista que se ha mantenido durante 20 años, que tiene gente con experiencia, gente para ir a la Junta con una representación interesante, comprometida y que a lo largo de estos 20 años hemos tenido una conducta que hemos podido mantener, intachable. Es nuestro mayor patrimonio.