sábado 10 de diciembre, 2022
  • 8 am

Latidos 19-8-2020

NO SEA VAGO
Un vecino pegó el mensaje que se lee en la imagen, junto a la puerta de ingreso de su casa. “Estoy cansado de hacer el trabajo de otro. Todos los meses me dejan dos facturas de Antel por debajo de la puerta y no son mías. Vivo en calle República Argentina y las facturas dicen República Italiana, dos cuadras en dirección al río. Hace varios meses que sucede lo mismo y parece que el repartido no quiere trabajar. Yo no lo voy a hacer por él”, nos escribe el lector de CAMBIO.
SIN CONTROL
Un suscriptor de CAMBIO se comunicó con nuestra redacción indignado por la falta de controles que existen al ingreso al departamento. Dijo que fue a la mañana hasta Valentín (8.30) y a las 5.30 cuando retorno a Salto no había nadie en el punto de control sanitario. “De esa manera es muy difícil mantener el virus lejos de nuestra ciudad”, dijo. Agregó que los puestos de control deberían funcionar las 24 horas y controlar a todo el que ingresa al departamento.
DÍA DEL NIÑO (1)
El pasado domingo una inmensa cantidad de niños de diferentes puntos del departamento celebraron el Día del Niño de diferentes formas. Por supuesto que dentro de ese marco, se encuentran realidades socio-económicas diferentes por parte de padres o familiares cercanos, el problema surge cuando hay incidencia política en este tipo de celebraciones. Algunos partidos políticos realizaron fiestas en diferentes barrios, lo cual no es inconveniente, lo lamentable de todo esto es que dentro de esas fiestas se entregaban listas de algunos partidos a los padres y madres de los niños que en definitiva solamente buscaban celebrar su día, mezclando la solidaridad y el bienestar de los niños con la política partidaria.
DÍA DEL NIÑO (2)
La otra cara de la moneda se dio en otros barrios de la ciudad, donde por ejemplo en las viviendas que se encuentran debajo del puente Treinta y Tres se realizó por parte de particulares una fiesta solidaria, entregando juguetes, golosinas y juegos a los niños, todo de forma anónima y solidaria. Un lector contó a CAMBIO que “hace muchos años realizan este tipo de fiestas, sobre todo para los niños que menos tienen, es un trabajo muy valorable por parte de algunos vecinos de la zona”
NOSTALGIA
El próximo 24 de agosto se celebra en Uruguay la tradicional “Noche de la Nostalgia”, algo que por un lado genera expectativas y por el otro preocupación, ante la emergencia sanitaria por la que atraviesa el país. En Salto puntualmente, algunos locales nocturnos ya anunciaron que no abrirán sus puertas, para preservar la integridad de sus clientes, aún perdiendo una posibilidad en el aspecto económico. Por otra parte, restará saber que sucederá con las “fiestas clandestinas” que en mayor o menor medida se han realizado en las últimas semanas, seguramente será muy difícil controlar todo y hay que apelar sobre todo a la responsabilidad ciudadana, en este 2020 tan particular para todos.