miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

“Al salteño le pido 5 años para demostrarle que las cosas se pueden hacer de manera diferente”

Por Julio Aguirrezábal.
Ya en la recta final de la campaña electoral, todos los candidatos miran las encuestas y focalizan sus estrategias para llegar al 27 de setiembre con la chance de ser electo intendente de Salto. En el caso de Carlos Albisu, bajo la imagen que hasta el momento ha mostrado el Gobierno Nacional encabezado por Luis Lacalle Pou con quien tiene línea directa para resolver los temas centrales de un departamento que necesita respaldo. Actualmente como Presidente de la CTM de Salto Grande, impulsa una serie de proyectos que buscan el desarrollo de la región con el apoyo del gobierno central. Albisu dijo que quién asuma el sillón de la Intendencia deberá hacerlo con diálogo con todos os partidos, porque es necesario un esfuerzo entre todos.


-Las encuestas han generado cierta incertidumbre por los distintos márgenes que dan de un lado y del otro, no coincide nada. ¿Hay manipulación en ellas?
-Las encuestas siempre estuvieron y todos las miramos. Algunas nos gustan más y otras menos…
-… El más es siempre y cuando lo marquen bien ubicado.
-Sí, por supuesto que nos gustan las que tenemos un buen porcentaje de intención de voto, y nos preocupan las que no nos colocan en buena posición. Se recibe más enseñanza de las que afirman que nos va mal, se empieza a ver adonde hay que ajustar tuercas. Todas las encuestas se miran, hay tres tipos, a nivel nacional que son 4 encuestadoras y cada una con su perfil. Esas 4 hoy dan en primer lugar al Frente Amplio, segundo al Partido Nacional y tercero al Partido Colorado. Después las encuestadoras locales, que hay solo una, la cual está dando al Frente Amplio en primer lugar, segundo al Partido Colorado y tercero al Partido Nacional. La militancia también mira las encuestas y según el resultado levantan o bajan el esfuerzo.
-En una balanza se pone la credibilidad de un lado y en la otra la falta la promesa. ¿Cuál pesa más?
-Yo apuesto a la credibilidad. Acá hay gente bien intencionada que hace su trabajo y hay que creer en ellos, pueden tener alguna particularidad, sobre todo por los tipos de pregunta que hacen. No es lo mismo preguntar: ¿Te gusta este candidato?, que preguntar: ¿Votarías a este candidato?, son preguntas similares, pero no iguales, que pueden arrojar un resultado diferente.
-¿Cómo es posible que una dé ganador al Partido Nacional y la otra al Frente Amplio y ambas con diferencias notorias?
-A ver. Opción Consultores da 37% de intención de voto al Frente Amplio, 31% al Partido Nacional y 21% al Partido Colorado. Después está Equipos Consultores con 37% al Frente Amplio, 31% al Partido Nacional y 24% al Partido Colorado, y está dentro del margen del 3% de error. Luego MPC, 37% FA, 31% PN y 17% PC dentro del margen de error, y por último Factum 36% al Partido Nacional, 33% al Frente Amplio y 13% al Partido Colorado. Es ahí donde puede hacer un poco de ruido, que el Partido Colorado tenga solo 13%, pero están dentro de los márgenes. Hay una continuidad que se ha dado en varias encuestadoras, igualmente son números del momento, esto es dinámico y los números se están moviendo, porque hay partidos que están pujando por llegar al sillón municipal.
-El índice de falta de credibilidad en las encuestas es enorme. Factum por ejemplo, en las internas del Partido Colorado le daba 8 puntos de ventaja a Sanguinetti con relación a Talvi, y Talvi le ganó por 12 puntos.
-La efervescencia de las encuestas llevó a que vecinos de muchos barrios de Salto salgan a hacer encuestas propias y me consta que las están haciendo en Ceibal, Salto Nuevo y Cerro. Eso es algo que nunca lo había visto y entró en la campaña el tema de las encuestas.
-Alguien que recorrió algunas manzanas de Ceibal y Salto Nuevo y tomó nota de los hogares que tienen carteles partidarios, contabilizó, 10 del Frente Amplio, 7 del Partido Colorado y 2 del Partido Nacional. Pero se reconoce que en el centro manda el PN. De hecho ya se nota que Lima y Coutinho estás tratando de cosechar en el centro.
-No es lo que yo siento. Hoy vemos dos cosas, una menor identificación general de los hogares que en elecciones anteriores estaban empapelados con el Frente Amplio, hoy eso es muy inferior comparándolo con otros años. Veo una presencia del Partido Nacional en los barrios muy superior a otras elecciones, sobre todo con una buena llegada a diferentes lugares, en algunos hogares con carteles de otros partidos nos llaman para conversar y pedirnos información de nuestra propuesta.
-También hay que ser realistas, con un Lacalle muy fuerte en la elección nacional el Partido Nacional sacó en octubre 21 votos. El Partido Colorado con Talvi, recién ingresado a la política, sacó más 300 votos más que el Partido Nacional. ¿Qué análisis hace sobre eso? Porque eso el PC lo está usando.
-Sacó 300 votos más que nosotros, es cierto. Hoy veo un Partido Nacional mucho más fuerte, una fortaleza de quién hoy es Presidente y que la gente lo termina asociando con el Partido Nacional y con nosotros, porque hace 10 años que camina con nosotros en Salto, y que hoy las encuestas se podrán creer o no, pero tienen entre un 70 y 72 % de la aprobación salteña. A mucha gente se le pidió el voto en octubre hablándoles de las cualidades que tenía Luis Lacalle y hoy es el Presidente. Hoy están notando esas cualidades con creces, pero a su vez también otra gente que se les pidió el voto y no lo creyó en su momento, hoy está viendo que hablábamos con la verdad. Otra gente ve un Salto devaluado, caído y golpeado desde la infraestructura, fuentes laborales y economía en la Intendencia, está mirando en el Partido Nacional la opción de cambiar y lo quiere de alguna manera alinear con el Gobierno Nacional para empezar a salir del pozo. Eso es lo que vemos y por ahí viene el crecimiento del Partido Nacional, que es real.


“Quien sea merecedor del sillón municipal deberá llegar tendiendo diálogo”
-El Partido Colorado busca jugar en el mismo escenario, Germán Coutinho dice que tiene todas las llaves para abrir puertas en el Gobierno Nacional.
-Todos somos libres de jugar con las herramientas que podamos tener, es legítimo y está bien, es el juego sano que tiene la política. Usted nos ha visto tener una campaña muy prolija en ese sentido con buen relacionamiento y diálogo, realmente creemos que el que sea merecedor del sillón municipal va a tener que llegar teniendo diálogo con todos los partidos políticos. Entre otras cosas porque el 28 de setiembre, unos estarán más contentos que otros, pero vamos a tener que estar alrededor de una mesa hablando de los temas de Salto y empezar a salir del pozo.
-Ud. acaba de decir: Todos somos libres de jugar con las herramientas que podamos tener… ¿Le consta la crítica de que Ud. está usando el dinero de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande para hacer campaña?
-Llega más de parte de los dirigentes políticos de otros partidos que de la gente. En primer lugar hay que ser muy claro y saber muy bien que nosotros ya veníamos de la delegación de Salto Grande, vino la pandemia, corrió una elección nacional y así como en Salto Grande, en diferentes entes, ministerios o direcciones el Presidente de la República tomó a las personas de mayor confianza para que se hicieran cargo de diferentes lugares. Incluso hoy están ocupados por quienes formaban parte de la oposición en alguna dirección. Los que me conocen en los lugares que yo estoy trabajando, saben que doy todo, en el caso de una empresa como Salto Grande, que tiene responsabilidad social–empresarial, hay que volcarle todo lo que esté al alcance para la sociedad salteña; entendemos que acá hay un debe que nosotros lo queremos volcar, así como muchas necesidades.


“Todos somos libres de jugar con las herramientas que podamos tener”
-El ex Presidente de CTM, Gabriel Rodríguez, en cada elección que hubo anteriormente, no tenía esa exposición como la está teniendo usted, por eso se le critica.
-En primer lugar Gabriel Rodríguez fue un gran Presidente de CTM y un compañero de la delegación en las cuales hizo su trabajo. Tenía su perfil, no estaba en la actividad política, no era de Salto, también hizo sus obras, formamos parte y seguimos formando parte de lo que es la Fundación Salto Grande. Hay una lista de pedidos, hay recursos para hacerlos posibles y lo estamos haciendo. Ayudando a hacer piscinas, llevar adelante el polideportivo, colaborar con el Hospital Salto, la Red de Atención Primaria, Policlínicas, tratando de apagar incendios que han surgido por la pandemia y trabajando con la Universidad de la República.
-¿Considera que eso es resorte de la Comisión Técnica Mixta? ¿No es más responsabilidad del Gobierno Nacional y de la Intendencia? Quizás la sociedad salteña no está acostumbrada a que sea la CTM la que salga a apagar los “incendios”.
-Claro que es resorte de CTM, eso es el desarrollo regional. Acá ha habido períodos, hace muchos años, donde esto no pasaba, es un pedido de la sociedad que quiere empezar a ver Salto Grande actuar. Yo soy salteño, mi compañero de delegación es de Paysandú (Daniel Arcieri), son de las cosas que realmente creemos que hay que estar a la altura de las circunstancias y volcarle a Salto y la región los recursos de una empresa que está acá. Se está trabajando desde el período anterior, el año que viene se comienza con la recuperación de la costanera, que es un pedido de cuando yo era niño. Se hace el lanzamiento del Polo Educativo Científico y Tecnológico con 6 universidades para potenciar la región a través de un lugar binacional, para que los jóvenes no se tengan que ir y puedan hacer una carrera terciaria y prepararse para un trabajo de futuro.
-Además de la CTM, está usando en la campaña la navegabilidad, el aeropuerto como instrumento de carga y el cáñamo.
-El Aeropuerto es una opción distinta al transporte carretero que ya tenemos con los 31.300 camiones paraguayos y bolivianos que pasan cada año por Salto Grande, sin contar los brasileños que ingresan por la ruta 3 y 31. Estamos buscando solución al tren del gobierno anterior con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, así como con el director de AFE para continuar con esos 70 kilómetros que quedaron inconclusos por un tema de error de presupuesto, porque Argentina está con muy buenas vías férreas en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, y Paraguay está bajando por encarnación la carga y quiere conectarse con Uruguay para bajar en el puerto de Montevideo. La hidrovía es un proyecto que el Presidente de la República lo incluyó en su campaña, el tema estuvo presente en los dos debates con Daniel Martínez y también el 1 de marzo en su discurso en el Parlamento. Hoy es parte de la agenda binacional con Alberto Fernández, entonces no es un tema nuestro, es del Gobierno uruguayo y nosotros estamos ubicados en el lugar donde va a ir la esclusa. Lo estamos trabajando junto con la Comisión Administradora del Río Uruguay y los dos gobiernos.
Por otro lado tenemos el cáñamo medicinal, es un tema donde hay apuestas importantes que cambiará la matriz productiva del país, pero también Salto de alguna manera es señalado por Presidencia, no por azar, sino porque hay dos cualidades, el clima que tenemos y los recursos humanos. Por la desocupación que hoy tiene Salto, es el número uno a nivel nacional y número 19 en inversiones, sino que también hay recursos humanos de personas que trabajan en horticultura, fruticultura y arándanos que están preparados para poder trabajar en la tierra durante cinco meses de forma zafral. En setiembre se va a estar inaugurando una planta de secado de cáñamo medicinal que va a ser la más grande de Latinoamérica. La idea es que la producción salga desde el aeropuerto de Salto, porque cuesta mucho dinero sacarlo por tierra, y por aire abarataría los costos y a su vez desde el punto de vista logístico es bueno.
-El ex intendente Ramón Fonticiella dijo en radio Arapey que lo del aeropuerto, la navegabilidad y el cáñamo, es una ilusión de campaña política y aseguró que eso está muy lejos, que Salto necesita soluciones inmediatas.
-No tengo idea lo que dijo, no lo escuché, pero no tengo problema de hablar del tema, porque es importante y está bueno el debate entre salteños para mejorar. El cáñamo es algo que ya está instalado, el 7 de setiembre se inaugura la planta; algunos dicen que hace dos años ya se está plantando y es verdad, pero teniendo la habilitación para plantar nunca nadie fue a ningún ministerio a golpear puertas. Una cosa es plantar, pero si no se puede vender la producción cualquier productor se funde, es lo que estaba pasando con el cáñamo en Salto, no tenían autorización para producir, para el secado, mucho menos para exportar. El 11 de enero, antes de que asumiera Luis Lacalle la Presidencia de la República, ya estábamos trabajando el tema para lograr esa habilitación. Enseguida que asume Lacalle se dan señales del Gobierno, porque empresarios canadienses acá en Salto, empresarios uruguayos, salteños, que están acá, estaban para cerrar sus puertas e irse, con esas señales del Gobierno de ayudar a esta producción se acomodaron nuevamente y se quedaron. Hace pocos días se firmaron dos decretos, el de la producción y exportación de cáñamo. Eso permitirá que lo que hoy tenemos plantado en Salto, -entre dos empresas hay 170 hectáreas- , se va a terminar entre 1.500 y 2.000 hectáreas, dicho por los propios empresarios. Eso dará trabajo a corto plazo. Para seguir contestándole a las falacias de Fonticiella, el tema de la navegabilidad es un tema del Gobierno Nacional, se está esperando un informe de la carga al norte de la represa. El 13 de marzo tuvimos la reunión en Colonia Palma con integrantes del Gobierno de Brasil, que fueron ellos que vinieron con productores de Río Grande del Sur a decirle al Presidente de la República Luis Lacalle, al Secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, al Ministro Uriarte, al Subsecretario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, Juan Olaizola, al Presidente de ANP, Juan Curbelo y a mí, la necesidad de empezar a bajar carga por el río Uruguay por un tema logístico, económico y de tiempo, ya que se les está dificultando sacar la carga por algunos puertos que tienen ellos en el Océano Atlántico. Fernández y Lacalle vienen hablando del tema, está dentro de la agenda binacional, Lacalle estará hablando también con Bolsonaro sobre la necesidad de esta hidrovía. Hay temas que vienen avanzando, como el tren, hubo un mal manejo de las cosas en el gobierno anterior, pudieron llegar a 70 kilómetros de acá y no pudieron conectar con lo que es la vía y unión con Argentina, y estamos trabajando en ese tema.
-Si es electo Intendente estos temas los podrá seguir a medias, ya que tendrá que dejar la presidencia de CTM.
-En Salto Grande vamos a dejar iniciado todo esto. Ya en setiembre se hace el lanzamiento y en marzo empiezan con los primeros cursos, se viene avanzando rápidamente en todo esto y se va a dejar prácticamente funcionando. A Salto le pedimos solamente 5 años para demostrar que las cosas se pueden hacer de una manera diferente, que se pueden hacer bien, si nos dan la oportunidad de gobernar el departamento, trabajaremos como se debió trabajar siempre, mancomunadamente con una de las empresas principales que hay en la región como lo es Salto Grande. Me he reunido con el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, en Salto Grande y él está viendo cómo vamos trabajando, con él se trabajó el tema de la hidrovía, el tema del tren, nos conectó con otros gobernadores de otras regiones del norte de Argentina. El polo educativo, científico y tecnológico nace un 19 de junio, viendo con él todas las posibilidades, hablando con los técnicos y así salió. Hay si piensan que CTM se usa de forma política, están diciendo que trabajar es usar políticamente las herramientas que dan en el lugar que estás, no estamos para hacer la plancha, queremos dejar cosas iniciadas para el futuro. Todo esto es estar pensando en el futuro, que es lo que tenemos que hacer como salteños y no es ilusión, es real.
-En vista de las múltiples actividades que viene encarando, es obvio que mucho tiempo no le queda. ¿Dejará la medicina?
-No. Un ejemplo claro es que el Dr. Tabaré Vázquez como Intendente y luego como Presidente siguió ejerciendo la medicina. Por supuesto que no lo haré con la intensidad que puedo estar ejerciéndola hoy, pero no está en mis planes dejar una carrera que a mí me brindó muchas cosas y sobre todo una carrera que a mí me pone los pies sobre la tierra. Muchos de los insumos políticos que yo he hecho en estos años, salieron de mi contacto con la gente por la medicina y no tanto de una recorrida en un barrio, que da muchos insumos, pero vas con otro entorno, político. Yo la política la disfruto, no la sufro, trato de sacar muchas veces cosas que me pueden sacar las ganas de realizarlas, soy alguien que disfruta lo que hace, y a la medicina la disfruto.