Miércoles 28 de octubre, 2020
  • 8 am

Pablo Cuevas debutó con victoria ante Henri Laaksonen

El salteño Pablo Cuevas tuvo un buen debut ayer en Roland Garros. Con casi tres horas de retraso por culpa de la lluvia, le ganó 6-1, 2-6, 6-4 y 6-2 a Henri Laaksonen, suizo de 28 años que se ubica 135.º en la clasificación y con el que había perdido 6-4 y 6-3 la única vez que jugaron, en Bastad 2017 sobre polvo de ladrillo.
El uruguayo tuvo una primera manga perfecta, con dos quiebres de servicio y una superioridad abrumadora en apenas 25 minutos. En la segunda arrancó con un break en contra y no pudo recuperarlo pese a disponer de hasta cuatro chances. Terminó cediendo nuevamente el saque y cayó 6-2 en 43 minutos.
En el tercer set comenzó quebrando el uruguayo para quedar 2-1 y posteriormente se mostró sólido con el saque, a punto tal que no tuvo que levantar un solo break en contra. Se impuso 6-4 en 41 minutos para dar paso a una cuarta manga en la que fue tan superior como en la primera.
HOY DEBUTA EN DOBLES
Cuevas, que a sus 34 años se ubica 60.º en la clasificación mundial, espera rival del partido que están jugando el español Jaume Munar (109.º ATP) y el griego Stefanos Tsitsipas (109.º).
En dobles formará dupla con el español Feliciano López, junto a quien hará su estreno este miércoles en el cuarto turno del court 5, no antes de las 10 horas de Uruguay, frente a los franceses Hugo Gaston y Ugo Humbert.
También en dobles debutó y perdió Ariel Behar. El uruguayo formó dupla con el ecuatoriano Gonzalo Escobar y cayó 6-3, 7-5 y 7-6 a manos de los estadounidenses Nicholas Monroe y Tommy Paul.
OCTAVA CONSECUTIVA
El destacado tenista salteño superó portr octava vez consecutiva la primera ronda de Roland Garros y aseguró que quiere disfrutar el torneo porque siente que no le quedan muchos años de repetir. “Me siento experimentado, por momento puede ser una ventaja para unas cosas, para otras no tanto. Uno va perdiendo el entusiasmo, pero este no es un torneo para perderlo, pese a que no haya público, tiene algo especial, solo ver el nombre y el logo, lo que significa, uno se motiva”, dijo el uruguayo tras vencer al suizo Henri Laaksonen, procedente de la fase previa, por 6-1, 2-6, 6-4 y 6-2. “Es de las veces que más cómodo me sentí en una primera ronda en un torneo de Grand Slam”, dijo el salteño.
El tenista multiplicó los elogios al torneo de Roland Garros, que consideró su favorito y que, en este año de pandemia, no quería perderse “por nada del mundo”. “Es la superficie en la que más cómodo me siento, siempre trato de preparar este torneo y una vez que entro en la cancha quiero avanzar y eso me permite jugar con energía y sobreponerme a las adversidades. He llegado algunos años bien preparado y me he quedado cerca de superar la primera semana”, afirmó.