viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Central Lanera Uruguaya realizó el cierre de la zafra 2019/2020

La Cooperativa Central Lanera Uruguay emitió un comunicado donde presentó el cierre de la zafra lanera 2019/2020, en una fecha muy diferente a la tradicional y enmarcada dentro de la realidad que ha significado la pandemia del Covid-19 para el sector lanero en su conjunto.
Según informó la empresa, este año se realizó una presentación por el canal de Youtube a los productores remitentes donde se dio a conocer la evolución de los diferentes mercados, la marcha de la zafra más difícil en la historia de la cooperativa y la evolución de los negocios realizados.
Tal cual ha sucedido en las zafras anteriores de Central Lanera, la cooperativa realizó el pagó del 100% de la lana a todos sus remitentes, contando hoy con más de 1200 productores en todo el país, con majadas de las más diversas características.
Situación del mercado
internacional
La fuerte tendencia a la baja registrada sobre fines de la zafra pasada en el mercado lanero Australiano se agudizó y profundizo durante la zafra 2019/2020 e hizo retroceder los precios de la lana a valores registrados once años atrás.
Los dos eventos que pautaron el ritmo de los precios y la fuerte tendencia bajista fueron la guerra comercial de Estados Unidos con China y la pandemia de Coronavirus.
El primero de los eventos, la guerra comercial USA-CHINA, se hizo sentir a partir de mayo de 2019 cuando los chinos prácticamente se retiraron del mercado y se profundizó en agosto de ese año, provocando una caída libre en los precios.
Luego la crisis causada por la pandemia del COVID19 afectó a todos los mercados, tanto procesadores como consumidores de lana, provocando una crisis de demanda sin precedentes, informaron autoridades de la empresa. El resultado de ello fue una muy baja demanda en general, alta volatilidad de los precios en el mercado lanero Australiano y una marcada tendencia a la baja a lo largo de toda la zafra.
Situación del mercado interno
El mercado local de lanas tuvo un comportamiento que de alguna forma copió la situación internacional, con pocos negocios en general y sin referencias en la mayoría de los momentos. Esto provocó que a noviembre se hablaba de que todavía quedarían entre un 30 y 40 % de la lana de la zafra 19/20 en manos de los productores, a la que se suma la de la presente zafra ya que las esquilas están prácticamente finalizadas.
Integrantes de Central Lanera repasaron los momentos de la zafra en la plaza, donde en la primera parte hubo muy pocos negocios, apareciendo sobre fines de enero y hasta principios de marzo de 2020 algunas referencias.
Y a partir de marzo y hasta octubre no hubo negocios ni referencias, reflejando la falta total de demanda en el exterior. Recién en las últimas semanas a partir de fines de octubre comienzan a aparecer algunos negocios, especialmente de lotes Merino muy finos, con buenos rendimientos y a precios muy destacados.
Central Lanera Uruguaya
Como es tradicional, los valores que liquidan por parte de la Central, son el promedio de los negocios que se han realizado durante el correr de la zafra, que estuvo «casi 8 meses sin negocios en la plaza, ni referencias de precio». En este sentido la cooperativa resaltó su sistema de liquidación ante una zafra muy irregular, donde el productor «elimina el riesgo de no vender o no acertar el momento de venta».
Al mismo tiempo la cooperativa recuerda que el pago de la lana consignada se realiza «por finura y calidad» lo que determina que «realmente se cumpla que a mejor lana, mejor precio, independientemente del tamaño del lote».
Otro de los puntos destacados del sistema, en esta zafra en particular, es el «financiamiento permanente» y «en las condiciones más ventajosas del mercado». Al mismo tiempo al igual que en zafras anteriores se brindó «beneficios por acondicionamiento y preclasificación en estancia e incentivos por entrada e inscripción temprana».
En cuanto a algunos de los valores abonados por Central Lanera, los lotes de Merino fino acondicionados grifa verde tuvieron precios que oscilan entre los US$ 6,20 y US$ 7.10 por kg de vellón con un máximo de US$ 9,07 por kg por un lote. En Corriedale por su parte los lotes entre 27 y 29 micras grifa verde recibieron un precio entre US$ 1,85 y US$ 2,60 con un máximo de US$ 3,31 para un lote de Corriedale Fino.
Zafra actual
Como ha transcurrido en las últimas zafras, la cooperativa está brindando a los productores ovejeros, diferentes sistemas de comercialización que buscan brindar solución a las necesidades de los productores. En primer lugar el tradicional sistema de venta promedio, para la cual se encuentran disponibles los adelantos de US$ 3,00 para el merino, US$ 2,00 para el ideal, US$ 1,50 para merilín y cruzas finas, US$ 1,00 para corriedale y US$ 0,40 para el Rommey.
Al mismo tiempo los productores en general pueden optar por la venta puntual de su lote de lana disponible, la venta de la lana en el lomo o realizar una vena a fijar precio.