Miércoles 27 de enero, 2021
  • 8 am

El impacto físico y emocional del Covid en enfermeros y profesionales de la salud

Por Mario Sancristóbal
Sin dudas que el tema de conversación casi obligado en cualquier reunión familiar o encuentro de amigos e incluso en las redes son los comentarios de distintas situaciones que va dejando la Pandemia en nuestro país y el mundo entero. Cuando se cumplen 10 meses desde que se declaró el estado de Emergencia sanitaria, que vale la pena recordarlo, sigue estando vigente, aunque para algunos parece que no es así , es necesario recordar que hay personas que desde el primer momento están en la primera línea en el combate de esta epidemia, con el consiguiente desgaste emocional que eso conlleva.
CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN
Para conocer cómo ha sido el estar trabajando en esta situación, mantuvimos contacto con la Licenciada en Enfermería Rossana Guglielmone quien es la responsable de ese sector en un importante sanatorio de nuestra ciudad. Le consultamos si al haberse modificado la forma de trabajo por esta pandemia y después de transcurridos 10 meses se nota cansancio o stress en el personal de enfermería y nos contestó: “Sin dudas que el personal de enfermería está sometido a más stress y cansancio que lo habitual en nuestra rutina, que ya de por sí es mucha cantidad, pero también es cierto que este grupo de trabajo que tiene gran capacidad para adaptarse a situaciones nuevas y difíciles. No obstante, nos estamos adecuando, aprendiendo y conviviendo con una enfermedad que afecta la vida humana por completo”.
UN RIESGO LATENTE
Seguidamente la consultamos sobre cuánto incide en lo mental de un enfermero o auxiliar la posibilidad de contagiarse durante su trabajo y nos respondió, “Obviamente , esto incide y mucho, ya sea detrás de un enfermero o de cualquier integrante de un grupo de salud, porque detrás de esa persona hay un ser humano , sólo o con familia que desea vivir y por lo tanto el contagio siempre está latente. Aunque aprendimos a cuidarnos y enfrentamos enfermedades contagiosas graves, ésta particularmente a afectado nuestra vida de relacionamiento que es lo que actúa como cable a tierra para manejar situaciones estresantes. Tenemos personas que se han visto superadas en lo emocional, otras que se han vuelto más irritables , otras que callan y trabajan con un silencio significativo y otras que demuestran una actitud más positiva. Pero todas vivimos este proceso con gran incertidumbre”.
PROTOCOLOS INTERNOS
Le preguntamos si debido a esta situación han modificado la presencialidad de quienes trabajan, – por ejemplo si hacen turnos rotativos para evitar que toda una guardia o turno pueda contagiarse- y afirmó “No es fácil poder realizar esto porque los recursos humanos son finitos y debemos adaptarnos a la situación día a día. Pero desde el 13 de marzo en ningún medio salteño de atención a la salud se ha minimizado este problema. Tratamos de proteger al personal brindando cuidados eficaces y humanos. Puede parecer muchas veces que el paciente o su familia o acompañante sienta que no se le está brindando seguridad entendida a su manera pero doy seguridad que sí pensamos en cuidarlos y cuidarnos. Se ha protocolizado desde el uso de medidas de protección, cuidados a la hora del descanso, ingresos a las instituciones y por ejemplo para dar una idea, está prohibido compartir mate y vajilla. Pensamos en equipo para actuar sin contagiarnos voluntariamente.
CUIDARNOS Y CUIDAR
Por último Guglielmone resumió este período que ha transcurrido de Emergencia como 10 meses de intensísimo trabajo, de desgaste físico, emocional e intelectual entre otros. Tenemos todos los que pertenecemos a la salud y la población en general que aprender que la obediencia nos protege. Mantener distancia, utilizar tapabocas correctamente, lavarse las manos constantemente y mantener estos cuidados en el tiempo y no sólo cuando nos los exigen, sino también cuando estamos con nuestra familia y amigos , y así respetar la vida propia y la ajena. Porque la salud y la vida son bienes invaluables y por ahora sólo estas medidas nos ayudan. Evitemos salir innecesariamente y cuidémonos entre todos”.