Jueves 4 de marzo, 2021
  • 8 am

“No estamos en contra que se consuma bebidas pero sí que se conduzca bajo efectos del alcohol”

Britannia Centre

Por Karina De Mattos.
A partir de declaraciones de políticos y autoridades nacionales respecto a modificar la normativa que dice que los conductores deben transitar con 0% de alcohol en sangre, la Red Nacional de Familiares y Víctimas de Accidentes de Tránsito emitió un comunicado donde rechaza en forma enfática modificar el 0.0 en la tolerancia de alcohol y llevarlo a 0.30. Quienes han tenido la pérdida de un familiar en un siniestro de tránsito consideran que la ley no debe ser modificada porque constituyó un gran avance en su momento.
FAMILIARES
CAMBIO dialogó con la vicepresidente de la Red Nacional de Familiares y Víctimas de Accidentes de Tránsito, Alba Curbelo. “Salieron con los tapones de punta a decir cosas frente al cero alcohol, no pusieron atención en las consecuencias que deja el alcohol en el momento de conducir. Nuestra posición es que las personas son libres de beber pero no de conducir bajo sus efectos. Porque existe una ley que ha dado resultados bajando el número de siniestrados y fallecidos en el tránsito. A pesar de que existe la ley sabemos que hay personas que conducen bajo los efectos del alcohol, muchas veces cuando se producen siniestros graves o fatales bajo la influencia del alcohol no queda registrado en las estadísticas porque estas están hechas sobre las personas lesionadas. Se puede tomar una copita sin manejar.
El alcohol disminuye los reflejos, nos hace tomar conductas arriesgadas en el tránsito y las consecuencias son fatales tanto para el conductor como para otras personas.
En ese sentido nos manifestamos y vamos a seguir apoyando el 0% de alcohol al manejar. Eso no va a perjudicar la venta de alcohol ni perjudica la venta o la producción.
UNA COPITA
“Tanto que hablan de la copita de alcohol, nadie sabe cuánto es esa copita, si un 0,3 o un 0,5, o es una borrachera. Sinceramente nosotros no estamos en contra de que la gente consuma bebidas pero que no conduzca bajo los efectos del alcohol.
Es causa de un riesgo enorme. Porque para el Estado es un gasto tremendo, una cama de CTI cuesta muchos millones de dólares, si se toma en cuenta esto es mínimo la pérdida de la vitivinicultura. Sin embargo el Estado debe echar manos a dinero de otros recursos para poder atender a los siniestrados. Defendemos esta Ley de 0% alcohol al manejar, no vamos contra las personas, vamos contra el mensaje.
Que se siga exhortando a la población a no conducir bajo los efectos del alcohol. Las autoridades no deben incitar a que se tomen conductas equivocadas en la población. No podemos creer que un legislador tome posición en contra de una ley laudada para proteger a la ciudadanía.
Él mismo tuvo conductas de incitar a la población en el momento en que fue intendente, exhortaba al no uso del casco de seguridad. Desacatando una ley que es para todo el país por igual”.