Sábado 24 de julio, 2021
  • 8 am

Luego de 7 meses de ser apuñalado activista político se siente “indignado” con la Justicia

Por Andrés Torterola.
En el mes de agosto del año pasado militantes del Frente Amplio (FA) de Salto denunciaron que fue agredido un grupo de partidarios que estaba colgando carteles de campaña para las elecciones departamentales. Los militantes estaban en las inmediaciones de El Obelisco cuando se les acercaron al menos dos personas, una de ellas con un arma blanca. Luis Alberto Acosta, -dirigente del FA en Salto-, fue apuñalado y una mujer fue golpeada con un termo en la cabeza, lo que le partió el tabique nasal, cuentan los militantes. Acosta fue ingresado en CTI e intervenido quirúrgicamente.
15 DÍAS EN CTI
En dialogo con CAMBIO, Acosta dijo que recuerda muy bien el 12 de agosto del 2020, aproximadamente a las 20:30 estaban colocando cartelería proselitista cuando sucedieron los hechos, agradeció al Dr. Enrique Torres que lo atendió en primera instancia y fue el responsable que pudiera llegar con vida al Centro Médico, y también al Médico Cirujano Alfredo Abelleira que lo operó. Acosta recordó que estuvo 15 días en CTI su estado era muy grave, pero afortunadamente pudo salir de esta situación gracias a su entorno familiar y de amigos. “Estas situaciones llevan a pensar que debemos disfrutar la vida, porque estamos de paso”. “Yo a este muchacho que me agredió no lo conocía, en ese momento estaba haciendo algo que me apasiona que es la militancia política partidaria, pero a veces uno se encuentra con gente en la calle y no sabes en que andan pensando, esta situación de violencia sucedió porque el agresor estaba en disconformidad con el Intendente Andrés Lima. Luis Alberto Acosta dijo que como experiencia rescató el valor de las personas que están siempre presentes en los momentos difíciles, a veces se está rodeado de muchísima gente, pero cuando suceden cosas como estas son muy pocas las que aparecen. Indicó que las situaciones de violencia no tienen ninguna justificación, la mayoría de las personas andan con problemas, sobre todo ahora con el auge de la pandemia y es impredecible saber de qué manera se puede desarrollar una situación que comienza con una discusión.
RESENTIDO
En este caso no hubo discusión y tampoco ningún entredicho, lo que sucedió que el agresor estaba enojado con el intendente Andrés Lima, los insultó, una de las personas que estaba acompañando a Acosta dijo que debería ser un resentido, ese fue el detonante ya que el agresor se retiró, a los 10 minutos llegó con su hijo y armado con un cuchillo. Las palabras del agresor fueron “Yo les voy a enseñar a ustedes quienes son los resentidos realmente”. “Estoy agradecido de estar vivo, me aferré a la vida y eso creo que me ayudó porque me apuñalaron en agosto y en diciembre empecé a trabajar, si bien no hago el trabajo habitual, yo soy chofer de camiones, pero por prescripción médica tuve que dejar esa función, en este momento estoy como sereno”. Acosta deberá ser operado nuevamente en el mes de mayo.
ESPERABA MÁS
Dijo sentirse indignado porque para la justicia la vida no vale nada, el hijo del agresor fue el que más cortes le hizo y estuvo 2 meses en el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente –INISA-y está cumpliendo tareas comunitarias en libertad. El agresor por su parte tuvo una condena de tres años de cárcel por un delito de lesiones graves.