Lunes 14 de junio, 2021
  • 8 am

Emiten consejos para afrontar los primeros fríos con bajas temperaturas

Ante el registro de descenso de temperaturas en estos días y ante el riesgo que para la salud puede constituir el frío intenso, los médicos efectúan varias recomendaciones a la población. En caso de tener que salir de su hogar en estas condiciones, se aconseja protegerse con ropa adecuada, en múltiples capas que sirven de aislamiento. Importante es también cubrirse el rostro, las orejas, las manos y los pies.
Los gorros ayudan a conservar la temperatura corporal. Por otro lado es preciso prestar especial atención a niños y ancianos en caso de frío extremo, ya que constituyen grupos de población especialmente vulnerables.
PRECAUCIONES
Antes de utilizar equipos de calefacción como estufas, es necesario que los revisen técnicos calificados y mantenerlos apagados mientras se duerme o se está ausente. En el caso de los que son calefacciones a leña o combustión como por ejemplo a querosene, deben utilizarse solamente en ambientes adecuadamente ventilados para evitar posibles intoxicaciones. Mantener los equipos de calefacción alejados de objetos que puedan incendiarse como muebles, cortinas, frazadas y nunca cubrirlos
HIPOTERMIA
Cuando está expuesto a temperaturas frías, su cuerpo comienza a perder calor más rápido de lo que puede producirlo. La baja temperatura del cuerpo puede producir que no pueda pensar de manera clara ni moverse normalmente. Es posible que no sepa que tiene hipotermia. Si la temperatura corporal es menor a 35 ºC, se trata de una situación de emergencia; busque atención médica inmediatamente.
INFECCIONES RESPIRATORIAS
Si bien hemos estado muy pendientes de la Covid-19, con la llegada del frío se está expuesto también a otros virus como el de la influenza que provoca la gripe estacional. En algunos casos estos cuadros de gripe pueden hacerse más severos e incluso, ocasionalmente, producir la muerte.
Los principales síntomas de la Covid-19 y la gripe estacional son muy similares: fiebre (chuchos de frío o sensación febril), tos, dolor de garganta, secreción nasal, dolor muscular (mialgia), dolor de cabeza y en niños es posible la presencia de náuseas o vómitos.