Sábado 24 de julio, 2021
  • 8 am

Trabajadores de Indulacsa movilizados tras decisión de la empresa de cerrar definitivamente

Por Mario Sancristóbal
Al confirmar que Indulacsa podría cerrar definitivamente, CAMBIO mantuvo contacto con Silvio Trindade, -secretario general de SOILS (Sindicato de Obreros de la Industria Lechera de Salto)- y le consultamos como se enteran de la medida y que pasos se están dando para revertir esta situación. “La empresa nos comunicó un cronograma de trabajo con fecha de cierre que incluye los meses de julio y agosto y a partir de setiembre se cerraría pero en ese lapso hay un ámbito de negociación que incluye al Ministerio para que se puedan generar condiciones y no sea un cierre definitivo, aunque la alternativa es complicada de parte de la empresa se nos expresó que están abiertos a escuchar y seguir analizando la situación porque somos 50 personas que trabajamos ahí”.
“HUBO MALAS DECISIONES DE LA EMPRESA”
Le preguntamos si la empresa informó los motivos que llevan a tomar esa decisión. “Según expresaron el cierre se debería a que no tendrían utilidad y no son competitivos porque los precios del mercado están bajos para los costos que tienen aunque anteriormente toda la producción que se realizaba ya estaba comprometida y vendida, al haber un cambio de firma y asumir el control el Grupo Lactalis se modificaron las estrategias comerciales y se realizó una reestructura que fue perjudicial. Antes producíamos el queso acá en Salto y desde aquí se exportaba pero en esa reestructura se modificó la operativa y se elabora en Cardona porque este grupo adquirió las dos plantas, entonces se llevó la producción para Cardona y desde ahí se enviaba el queso a Salto para que aquí se realizara el tratamiento de maduración del queso variedad Sbrinz”.
AUMENTO DE COSTOS
Trinidad agregó que “Esta situación produjo un importante aumento en el costo final y por esas malas decisiones gerenciales en su momento estamos pagando el costo los trabajadores cuando en más de una oportunidad en diversas reuniones se lo anticipamos que sacar la producción de Salto era el peor error y además a ese sobrecosto se le sumó un problema mayor que fue el de la calidad ya que nunca pudieron encontrar la calidad de elaboración que tenían en Salto y eso fue generando una pérdida continua porque debieron bajar los precios y al no lograr la calidad fue llevando a pérdidas que hoy el grupo expresa que no puede afrontar más los gastos y pérdidas que se tiene. Dicen que no hay un nivel de endeudamiento tan alto para obtener préstamos financieros o bancarios y esas pérdidas deben ser absorbidas por el mismo grupo y no estarían en condiciones de mantener las dos plantas abiertas y se financiaría solamente a Cardona, por eso cierran las puertas de Salto”, dijo.
MOVILIZACIONES PREVISTAS
Por otro lado le preguntamos si hay movilizaciones o una reunión prevista para defender los puestos de trabajo y hasta qué punto se está dispuesto a ceder para mantenerlos y nos comentó “Así es, este jueves estamos organizando una Asamblea con la Federación y luego continuaremos con un plenario para después realizar una conferencia de prensa e informar sobre lo actuado y acciones futuras como una reunión con el Intendente, los diputados por Salto y el Senador Coutinho. Nosotros tenemos una amplitud de criterios estando dispuestos a estudiar cualquier planteamiento de la empresa para mantener la fuente laboral o si hay que concurrir a reuniones con autoridades siempre y cuando se mantenga abierta los puestos laborales de Salto porque podemos estar de acuerdo en una reestructura. Debemos recordar que quien tiene a cargo la planta es el Grupo Lactalis que son los dueños de la marca Parmalat en Uruguay y trabajan con el nombre de Indulacsa.