Viernes 21 de enero, 2022
  • 8 am

Presidente de INAC quiere datos objetivos en la discusión salarial

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber, dijo que el actual conflicto salarial que se está dando en la industria de la carne se basa en percepciones y no en números reales y objetivos para exigir mayores beneficios, dando a conocer cuáles son los aspectos que sí deberían tenerse en cuenta en la mesa de negociaciones.
Asimismo reclamó al Parlamento que acelere el tratamiento del proyecto de ley que promueve que los gremios de trabajadores cuenten con personería jurídica, porque los paros, más allá de afectar el bienestar de los vacunos que quedan encerrados en los corrales, también resienten la economía de los productores, que deberían tener una contraparte para eventualmente reclamar por pérdidas económicas sufridas.
Datos objetivos y no percepciones
“Considerando que el actual conflicto sindical que afecta a la actividad industrial –van tres días seguidos de paro en el principal negocio del país-, se sustenta en la percepción de que existen ganancias extraordinarias de las empresas y que eso ambienta el reclamo de una justa distribución a sus empleados, vale la pena atenerse a la información objetiva del sector, que es lo que maneja el Instituto, para darle a las cosas su justo lugar”, dijo el presidente de INAC.
Ferber precisó que, más allá de que la faena de este año representa cifras récord, tanto en precio como en volumen, “no se debe confundir el concepto de ventas brutas con el de ganancias. Vale recordar que el país en general, y el sector en particular, sufrió las consecuencias de los problemas logísticos a nivel mundial, que llevaron a que se multiplicara varias veces en dólares el costo de cada contenedor”.
“Eso obligó, además, a que las industrias debieran recurrir, en reiteradas ocasiones, a viajes terrestres hacia puertos en Chile o en Brasil para exportar su carne, lo que implicó también mayores costos”, agregó.
Salarios superiores en pesos y dólares
Explicó que los trabajadores de la industria, por convenios previos acordados en años anteriores, se están beneficiando por esa mayor faena que se viene verificando en estos últimos meses.
“En esos acuerdos no se tuvo en cuenta la realidad de las empresas, entonces con balances negativos y con bajas faenas. Se negociaron convenios más allá de las posibilidades que tenía el sector en ese momento”.
Para Ferber, queda claro “que la masa salarial que pagó la industria en el primer semestre del ejercicio, cerrado el pasado 30 de setiembre, fue 11% superior a la del primer semestre del ejercicio anterior.
“Eso se dio porque, por un lado, se recuperaron 600 puestos de trabajo, pero también por un mayor ingreso por trabajador debido a mayor faena, lo que puede traducirse en 10% en pesos o 5% en dólares. Lo cual demuestra que esa masa salarial está ligada al crecimiento de la faena”.
Resumiendo, el presidente de INAC dijo que, “con números objetivos en mano, se aprecia claramente que hubo un crecimiento sostenido de los ingresos por trabajador desde el año 2016 –incluyendo el 2020, año de pandemia-, con una importante mejora en el primer semestre del último ejercicio”.
“El sano sistema de negociación en los Consejos de Salarios requiere de información objetiva, que es lo que maneja INAC”, por lo que “entendemos que el instrumento no debe transformarse en una instancia para exigir beneficios cuya acumulación resta competitividad a la cadena, y que hasta puede condicionar su futuro. Se debe apostar a lograr una mayor productividad y mejores niveles de calidad en la faena, de modo que todos los eslabones resulten beneficiados”.