lunes 3 de octubre, 2022
  • 8 am

Consejos para evitar estrés producido por el calor y mitigar sus consecuencias en la salud

Si la temperatura del aire aumenta sobre los 35°C, en vez de extraer calor del cuerpo se lo transfiere, el cual sumado al calor generado en su interior producen un aumento en la cantidad del sudor. Si además, se suma la radiación solar o la radiación que produce un horno, el sudor no será suficiente para eliminar todo el calor que recibe el cuerpo y comenzará a calentarse aumentando su temperatura por encima de los 37°C, situación que se conoce con el nombre de estrés por calor. Se produce en el momento en que la principal técnica para deshacerse del exceso de calor, la evaporación del sudor en la piel, no puede tener lugar porque el aire es demasiado húmedo.
SÍNTOMAS
El primer síntoma que aparece en es la fatiga, aumentando el riesgo de tener un accidente. Después de la fatiga aparece el agotamiento y calambres. Un síntoma más grave corresponde al colapso, el cual se produce porque la sangre fluye principalmente a las extremidades, el cerebro se queda sin oxígeno y la persona se desmaya. Finalmente, si la temperatura corporal llega al orden de 41 °C, en casos extremos puede producir la muerte.
CAUSAS
El estrés por calor se produce cuando el cuerpo es incapaz de enfriarse adecuadamente, por lo que su temperatura central sigue subiendo a niveles peligrosos y los órganos clave pueden comenzar a funcionar de manera inadecuada. En general, cuando la temperatura del aire en un ambiente de trabajo supera los 34 °C, ya sea por la condición del tiempo o porque el proceso de producción genera calor, se puede dar el estrés por calor, si además se suma alguna de las siguientes condiciones: humedad alta, trabajo pesado, ropa de trabajo que impide la evaporación sudor, radiación solar o radiación de superficies calientes de un horno o un equipo similar.
¿QUÉ PUEDO HACER PARA PREVENIR?
-Si es posible, modificar la temperatura del aire, eliminar la radiación o la alta humedad del lugar de trabajo.
– Planificar el trabajo pesado para las horas del día en que las temperaturas son más bajas.
– Incluir pausas de descanso considerando que el periodo máximo de trabajo continuo es de 45 minutos.
-En los ambientes de trabajo donde exista calor no se debe utilizar ropa impermeable al vapor del sudor.-En tareas de mantención que requieran la exposición del trabajador a altas temperaturas se recomienda equiparlo con un pulsómetro, con alarma calibrada para emitir una señal cuando alcance un nivel de pulsaciones igual a 180 menos su edad, límite que previene se llegue a la fatiga. Además de medidas como el descanso y la ingesta de líquido, y la sombra para las personas que trabajen al aire libre, una estrategia clave para resistir el estrés por calor es estar en forma, ya que se aumenta la tolerancia al calor.