martes 27 de septiembre, 2022
  • 8 am

Valor promedio de la tonelada de miel sube un 65% durante 2021

En su anuario 2021, la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (OPYPA) presentó un análisis del sector apícola, donde marcó una fuerte recuperación en los valores de la miel durante el pasado año, frente a los dos anteriores (2019 y 2020).
Según los técnicos del MGAP; los precios promedio de exportación de la miel a nivel mundial parecen haber alcanzado su piso en 2020, constatándose una recuperación de los mismos en el último trimestre de dicho año, tendencia que se consolidó en 2021.
A nivel nacional en 2020 se liquidaron stocks de miel de años anteriores, por lo que se alcanzó un record en la cantidad exportada. La contracara fueron unos magros precios de exportación cercanos a los US$ 2.000 por tonelada.
El 2021 inició sin arrastre de stocks y con precios de exportación tonificados (US$ 3.300 por tonelada), con un crecimiento del 65% respecto al promedio de los dos años anteriores. Este cambio en la tendencia supone una mejora sustancial en las perspectivas del sector.
La producción de miel alcanzó las 13.811 toneladas en el último año de acuerdo a la información relevada por DIGEGRA, por lo cual el promedio de producción anual de la última década es de 11.900 toneladas aproximadamente.
A nivel de las ventas, Uruguay exportó en promedio 10.700 toneladas de miel al año entre 2011 y 2020. Por lo tanto, si se compara el promedio de producción con el promedio de exportaciones se concluye que aproximadamente el 90% de la miel producida tiene como destino la exportación.
En 2020 se exportaron 15.748 toneladas de miel por un total de US$ 31,1 millones, es decir, las exportaciones prácticamente se duplicaron en comparación con el año anterior. A nivel del volumen exportado supone el mayor guarismo de la década, esto se debe a que en 2020 junto con la producción de dicho año se liquidaron stocks de miel acumulados de años anteriores.
Este comportamiento extraordinario a nivel de cantidades tuvo como contracara un nivel de precios muy bajo. El precio promedio de exportación de 2020 fue de US$ 1.976 por tonelada, 4% menos que en 2019, año en que los precios ya se encontraban deprimidos. De esta manera en 2020 se alcanzó el promedio anual de precios más bajo de los últimos diez años. En cuanto a los destinos de las exportaciones uruguayas de miel, España (38% del volumen exportado en 2020), EEUU (27%) y Alemania (12%) continúan siendo los principales. La reciente normativa adoptada por algunos países del mercado europeo que obliga a declarar el/los origen/es de la miel envasada, representan una oportunidad para Uruguay, ya que una de las fortalezas del país radica en su sistema de trazabilidad de la miel, siendo esperable por tanto que dichos mercados continúen creciendo.
Las proyecciones para 2021 son sumamente positivas, en los primeros diez meses del año se registran exportaciones de miel por un total de US$ 32,2 millones, superando en valores al total exportado en 2020. Lo anterior se explica por un marcado aumento de los precios, tendencia que comenzó en el último trimestre de 2020 y se consolidó a inicios de 2021. Los precios promedio de exportación de 2019 y 2020 se situaron en el entorno de US$ 2.000 por tonelada, mientras que en lo que va de 2021 el promedio asciende a US$/t 3.300, lo cual supone un aumento de nivel del 65%.
Al cierre de 2021 se estima un volumen total exportado de 11.700 toneladas aproximadamente, por un valor del orden de los 38 millones de dólares.
Los factores que explican la tonificación de los precios son varios. En primer lugar, de acuerdo a fuentes calificadas del sector, se registraron malas cosechas en los principales mercados de consumo (EEUU y Europa).
A su vez, el encarecimiento de los fletes marítimos a nivel mundial representó una pérdida de competitividad para las mieles chinas, acortando la diferencia de precios de dicho origen respecto a los demás, ante lo cual el mercado respondió optando por mieles de mayor calidad.
Por último, los mayores controles ante los casos de fraude parecen comenzar a tener efectos, impactando positivamente en los precios.