Domingo 22 de mayo, 2022
  • 8 am

Latidos 19/01/2022

NECESARIAS
Las precipitaciones caídas en esta zona del país fueron más que necesarias debido al déficit hídrico y la ola de calor transcurrida la pasada semana. Si bien es importante evitar la exposición a las precipitaciones y en algunos casos se generaron inconvenientes, fundamentalmente para el norte del país las lluvias eran más que necesarias.
COMPLEJA
Sin embargo las precipitaciones en el sur del país, concretamente en algunos barrios de Montevideo generaron situaciones complejas, donde muchas personas se vieron afectadas por inundaciones, cortes de calles, cortes de energía eléctrica y otros problemas de gravedad como árboles caídos, solicitudes de evacuación, columnas derribadas y vehículos que quedaron “flotando” entre las aguas.
LUNES AZUL
El pasado lunes, el tercero de 2022, no fue lunes como cualquier otro, sino el día más triste de 2022, también conocido como Blue Monday. El origen del Blue Monday se remonta a hace cerca de dos décadas. En 2005, Cliff Arnall, profesor de la escuela de psicólogos de la universidad de Cardiff, dijo que había encontrado la fórmula matemática para determinar el día más triste del año. Según Arnall y su fórmula, el tercer lunes de enero es el día del año en que acumulamos más tristeza por varios motivos. Estos son: la presión por las deudas navideñas, no haber cobrado el mes de enero, el frío, el tiempo que ha pasado desde las fiestas navideñas, la desmotivación y los propósitos de año nuevo incumplidos.
POLÉMICA
La realización o no de espectáculos vinculados al carnaval debido a la situación sanitaria actual de Salto generó polémica entre varios actores de la sociedad. Por un lado están quienes afirman que es necesario paralizar todas las actividades y evitar que se propaguen aun más los casos de Covid-19, por otra parte, algunos creen que lo mejor es continuar la vida “lo más normal posible”, poniendo en la balanza también el tiempo y dinero invertido por los integrantes de las diferentes agrupaciones de carnaval.
EN PENUMBRAS
Algo que se reitera en algunas zonas de la ciudad son las dificultades con el alumbrado público cada vez que se producen tormentas de viento fuertes. Un lector de la zona sur de la ciudad expresó. “Si bien la iluminación LED es mucho mejor en varios sentidos, cada vez que hay una tormenta nos quedamos sin energía eléctrica en las calles. Eso no solo complica el tránsito de vehículos, también a las personas por un tema de seguridad. Esperemos se pueda resolver a la brevedad, siempre que suceden los inconvenientes a los pocos días se renueva la luminaria, pero los problemas son reiterados y por momentos vivimos en penumbras”, indicó.