miércoles 28 de septiembre, 2022
  • 8 am

La generación de energía se realiza de acuerdo a los aportes y variaciones del caudal del río

Por Mario Sancristóbal
Ante la prolongada bajante del río Uruguay y teniendo en cuenta el aumento en el consumo de energía que provocan las altas temperaturas, CAMBIO mantuvo contacto con el Ing. Fernando Alcarráz, Gerente General de CTM, Salto Grande, para preguntarle si esta disminución de caudal que se viene registrando desde hace tiempo, afecta a la producción de energía. “El río Uruguay tiene grandes variaciones de caudal, se han observado desde 1898 caudales diarios desde 109 m3/s hasta 37.714 m3/s. De los datos obtenidos desde 1898, se observa un ciclo anual, donde los meses de julio, agosto y octubre son los meses más regulares de la serie. También hay dependencia de algunos forzantes climáticos, con una frecuencia aproximada de 5 a 7 años, asociado a la temperatura del agua superficial del océano Pacífico central ecuatorial, denominados “Niño” y “Niña”. Actualmente, se está en presencia de un evento “niña” o de sequía”, comenzó señalando Alcarráz.
DEMANDA URUGUAYA
Por otro lado agregó que: “La energía media generada anualmente es de 8.519 GWh, mitad para cada país, en 2021, se acumuló generación por 5.719 GWh, un 33% de la media mencionada antes, ubicando al 2021 entre los 4 peores años en generación (es decir, es mejor que 2006, 2020, y 2012, donde el acumulado fue inferior). En un año medio, la cuota uruguaya de esa energía representa actualmente hasta el 43% de la demanda uruguaya. Aún en los años secos como 2020 y 2021, la cuota uruguaya de la energía Generada en Salto Grande, permitió cubrir el 22,4% y 24,9% respectivamente, de la demanda uruguaya (energía entregada al SIN o Sistema Interconectado Nacional).
HASTA MARZO
Le preguntamos si se tiene información hasta cuándo se mantendría esta situación y comentó. “Según el último reporte de Perspectivas Climáticas analizado en Salto Grande, en las cuencas Alta (100.000 km2 aguas arriba de San Javier, Misiones) e Inmediata (50.000 km2 desde Paso de los Libres, Corrientes, hasta la represa de Salto Grande), tienen mayores probabilidades de precipitaciones por debajo de lo normal hasta marzo inclusive. Sólo en la cuenca Media (100.000 km2 entre San Javier y Paso de los libres), la probabilidad de ocurrencia de precipitaciones es casi la misma para lo “normal” y lo “debajo de lo normal”. Recién en abril hay una tendencia más clara a tener condiciones cada vez más próximas a lo “normal” en las tres cuencas”.
COTA MÍNIMA DE OPERACIÓIN ES 25 METROS
Por último le consultamos si hay posibilidades de generar energía con una cota inferior a la mínima establecida y que se puede destacar de la situación del complejo”. La cota mínima de operación de las turbinas es 25 m de altura en el embalse, situación no observada desde el comienzo de la explotación. La operación del lago y el río, está reglamentada en un acuerdo entre ambos países, denominado Manual del Agua, y en cualquier condición de aportes y alturas, el suministro de agua por el río para uso doméstico y sanitario es prioritario sobre el uso para navegación y energético. Lo que se debe destacar es que Salto Grande además de la central de generación, posee un centro de control y cuatro sub estaciones transformadoras desde donde se opera el cuadrilátero de interconexión de 350 km de longitud de líneas de 500 kV, con Argentina, y desde donde se transforma energía para las poblaciones locales, así como para permitir el ingreso de generación de otras fuentes (Solar, Eólica, Hidráulica de Yacyretá, principalmente).