jueves 6 de octubre, 2022
  • 8 am

Está listo el nuevo espacio para reclusos donde vivirán 60 privados de libertad y sin hacinamiento

CAMBIO entrevistó a María de los Ángeles Machado -Directora del Instituto Nacional de Rehabilitación de Salto- recabando información acerca de la situación sanitaria en la cárcel de nuestro departamento teniendo en cuenta los casos de covid-19 en el lugar.
CERO CASOS
La Directora de la unidad Nº 20 del Instituto Nacional de Rehabilitación, informó en cuanto a la situación sanitaria, que los casos de covid-19 en la unidad son cero. «No hay casos de covid-19, de acuerdo a las medidas tomadas que generalmente no son medidas simpáticas, como cierres institucionales y replegarse, que fue lo que se propuso en la segunda semana de enero, lo cual arrojó un resultado muy positivo respecto al resto de las instituciones penitenciaras del país, la cual están viviendo y sufriendo una situación de contagio parcial, no se ha podido hacer un cierre total en algunas unidades y eso perjudicó» señaló.
CÁRCEL DE SALTO
«Esta cárcel ha tenido un proceso de madurez construido y trabajado con la privación de libertad, que llevó a que frente a los tres primeros casos detectados de covid-19, debido a esta nueva cepa más contagiosa, a cerrar quince días totalmente la unidad, la prohibición del ingreso de visitas, instituciones, etc. Se empezó a retomar la semana pasada, donde teníamos solo seis casos positivos, hoy en día contamos con cero casos» manifestó Machado. Por fortuna, esta es la segunda ola de contagios que la cárcel de Salto sabe superar. En la primera ola hubo un fallecido.
OBJETIVOS PARA EL 2022
Consultada por los objetivos propuestos para este 2022, Machado aseguró que recientemente con los delegados de la unidad penitenciara, conocieron el espacio creado y elaborado por la población penitenciaria para alojamientos, y que en este momento la obra se encuentra en etapas finales. «Esperamos en los próximos días poder aportarle la parte inmobiliaria, y luego esperar la orden ministerial para realizar la mudanza de privados de libertad hacia el nuevo espacio» dijo y siguió «conocer un espacio nuevo creado por la propia población penitenciaria de primera mano, formular espacios nuevos, un patio interno que va a estar abierto, tener mayor movilidad, plantear que en este espacio no haya hacinamiento, colchones en el suelo, es también como plantear un proceso fundacional del INR, que tiene como norte básico el proceso de reinserción y rehabilitación social de las personas, o por lo menos es el que nosotros entendemos que se le debe dar cumplimiento en Salto».
PENSADO PARA 60 PERSONAS
Acerca de la población que irá a vivir en este nuevo espacio, Machado detalló que está pensando para que vivan 60 personas. «El otro día la dirección de arquitectura nos decía que, si se hacía un esfuerzo, podían ingresar más personas, pero nosotros nos planteamos que es para 60 personas, cada uno de los módulos que se construyen, que son dos, están destinados para esa cantidad de personas» añadió. «Cuentan con cuchetas, cada una con su ropería particular, una batería de baños que es casi el doble de la cual actualmente cuentan los pabellones, duchas independientes, cocina independiente, y con un patio interno, lavadero de ropa y beneficios en cuanto a banco o mesas en el patio» finalizó.