viernes 30 de septiembre, 2022
  • 8 am

Diferencia cambiaria con Argentina enciende alarmas sobre lo que puede ocurrir en verano

En plena preparación de la temporada de verano 2022-2023, el Ministerio de Turismo considera que es particularmente grave la disparidad, la diferencia de cambio y la pérdida de competitividad con Argentina, que encendió luces amarillas sobre lo que pueda ocurrir en enero y febrero. Según las cifras recogidas por el ministerio, durante el primer trimestre del año casi el 61% de la cantidad de turistas que ingresaron al Uruguay fueron de origen argentino, mientras que en el segundo trimestre fue el 42%. El tipo de cambio no solo hace más barato Argentina respecto de Uruguay sino que propicia que los uruguayos destinen recursos para pasar vacaciones en la vecina orilla.
MERDIDAS DE FORTALECIMIENTO
Dentro de las medidas de fortalecimiento para la temporada está la idea de potenciar la llegada de turistas brasileños, que a día de hoy significan entre un 15% y un 20% de los ingresos, para después seguir con Chile, Paraguay y mercados más lejanos como Europa. El MinTur reconoció que la demanda de vuelos es alta, pero los precios están muy caros. El turismo fue de los sectores más golpeados por la pandemia y actualmente hay un 60 % de vuelos en comparación con los que había en la era precovid. Los pilares fundamentales del ministerio serán potenciar beneficios para nacionales y para extranjeros, promoción del este y diversificación de la oferta en un trabajo conjunto con los gobiernos departamentales y con el sector privado.