viernes 30 de septiembre, 2022
  • 8 am

Carolina Torterolo, consteladora “Es una satisfacción poder ayudar a otros a dar luz a un conflicto a través de las constelaciones familiares”

Por Melisa Ferradini.
¿Han sentido alguna vez que estabas repitiendo patrones de conducta o estilos de relación que habías observado en tus padres, aunque no te gustaran? ¿Han sido habituales las rupturas de parejas o de relaciones significativas? ¿Sientes que el éxito está fuera de tu alcance? ¿En tu familia se han repetido enfermedades o problemas de salud que parecen pasar de padres o abuelos a hijos y nietos? Los hijos raramente o nunca se atreven a tener una vida más feliz o exitosa que sus padres. Inconscientemente se mantienen fieles a las tradiciones familiares que se han transmitido de forma invisible saboteando así su propia vida y felicidad. Las Constelaciones Familiares son un camino para el descubrimiento de estos lazos y fuerzas invisibles que han ido pasando inconscientemente de generación a generación. Carolina Torterola es Consteladora. Tiene su espacio en el Centro Holístico Shambhala. En el año 2017 a través de una formación comenzó este camino. En esta entrevista nos detalla que son y qué beneficios tienen en nuestra vida las Constelaciones Familiares.
-¿Qué son las constelaciones familiares?
-Es una técnica de sanar desajustes emocionales, mira a la persona en su totalidad, dentro de su núcleo familiar, con sus padres, hermanos, abuelos, bisabuelos y con todo lo que paso en su sistema de origen. En el pasado de un sistema familiar (el árbol transgeneracional) pasaron situaciones que podemos conocer o no. Esa información está latente en nosotros, seamos consiente o no de ello. Las Constelaciones Familiares, nos muestran como a veces no somos libres de vivir nuestra propia vida, porque lo que ocurrió ante puede condicionarnos, y nos impide verla tal cual es. Cuando miramos más allá de lo que vemos a simple vista, cuando nos animamos a hacer lo que los anteriores no pudieron hacer, por dolor o por tristeza, nos liberamos, y también liberamos a nuestro árbol genealógico. Las palabras quedan pequeñas para explicar las emociones profundas y experiencias que nos trascienden en un taller de Constelaciones Familiares.
-¿Que la motivó para formarse y desarrollarse en la disciplina?
-En una formación en el 2017. Comencé un camino de conocimiento, en él se trabajó con Constelaciones, fue muy impactante lo que me sucedió al representar a otra persona. Desde ese momento decidí profundizar en la técnica, no pare. Constelaba para mis familiares, mis amigos más íntimos; hasta que un día dije que tenía que compartir esta herramienta con los que necesitaran. Es una satisfacción el poder ayudar a otros a dar luz a un conflicto y que se sientan libres. Entendiendo que tenemos en nuestro árbol mandatos familiares que no nos pertenecen. Al liberar a nuestros ancestros sin juzgar sus actos, nos liberamos a nosotros, en una Constelación no hay juicios solo se observa y se libera desde el Amor.

“Las constelaciones nos ayudan a soltar el pasado y cerrar lo que aún sigue abierto”

-¿Para qué sirven las Constelaciones Familiares?
-Cuando un miembro de la familia es olvidado o dejado de lado, volverá a aparecer de algún modo en forma de identificaciones o implicancias con otros miembros del grupo. Es decir que la situación actual de una persona y sus conflictos están directamente relacionados con los conflictos, vivencias y alegrías de sus antepasados, incluso los que ya no viven. Es necesario entonces encontrar un orden nuevo para esas estructuras familiares difíciles, desencadenándose así una resolución de los problemas actuales. Lo que una generación deje de resolver será la generación siguiente la que incluso inconscientemente intente resolverlo. Los asuntos no resueltos de los sistemas familiares anteriores (sucedidos dentro e incluso fuera de la familia) de una persona que pueden afectarla se manifiestan en forma de destinos trágicos, enfermedades, trastornos psíquicos, físicos y comportamientos conflictivos. Por esta razón es bueno para sanar vínculos, para romper patrones o creencias familiares que te mantienen atrapada. Para ordenar tu sistema y que ocupes tu verdadero lugar. Para mostrar o develar las causas o el origen de las situaciones actuales que vives o te mantienen estancada. Para alinearte con lo que tu alma te pide que hagas. Para soltar el pasado y cerrar lo que aún sigue abierto. Para conciliarnos con lo que aun rechazamos. Para integrar a los excluidos del sistema familiar. Para que generes abundancia y vivas lo que te mereces.
-¿Cuál es el mecanismo de trabajo?
-Hay dos formas de trabajar. En grupo o individualmente. En los grupos hay tres tipos de asistentes, los participantes, los “representantes” y los simplemente espectadores. En grupo las personas concurren a un taller donde se constela entre todos, es muy importante el compromiso con la confidencialidad, también hay personas que prefieren hacerlo individualmente, se obtienen los mismos resultados. Hay una serie en Netflix, que se llama “Mi otra yo”, donde se muestra claramente cómo se trabaja en una constelación grupal, está bastante bien representado.
-¿Las Constelaciones Familiares logran cambios en nuestra vida?
-Siempre les digo a las personas que concurren, la constelación te muestra donde estas ubicado en el sistema familiar y eso te sirve, lo importante es que haces con esa información, siempre es la persona que elige que hacer.
-¿Qué tiempo dura una sesión?
-En un taller dependiendo de la cantidad de personas, puede durar entre 3 a 5 horas, para que todos trabajen. Cuando es individual aproximadamente la duración es de 2 horas.