jueves 6 de octubre, 2022
  • 8 am

La columna infiltrada

Movistar – 19/09/22 al 19/10/22

-Hola, Fernando, ¿cómo estás? Mirá, hay mucha inquietud y nerviosismo dentro de la colectividad por las declaraciones que se van a votar en el Parlamento sobre este tema del ataque de Israel a las flotillas palestinas. Me acaba de llamar el presidente del Comité Central Israelita del Uruguay, Marcos Israel, y me pidió si tenía posibilidades de hablar contigo, que estás en la comisión de Asuntos Internacionales. ¿Le puedo pasar tu número?

-Sí, claro, no hay problema, que me llame.

Esta conversación se llevó a cabo el mediodía del miércoles 2 de junio de 2010 entre quien escribe (Fernando Amado) y un importante referente de la colectividad judía uruguaya. Veinte minutos antes de que comenzara la sesión de la comisión de asuntos internacionales de la Cámara de Diputados, sonó mi teléfono. Era el Presidente del CCIU, Marcos Israel, quien por varios minutos intentó argumentar que lo que haríamos sería un error y que la información que se manejaba era confusa e incompleta.

Escuché sus argumentos. Le transmití que nuestra decisión estaba tomada y que agradecía su llamada.

Movistar – 19/09/22 al 19/10/22

Varios legisladores colorados acompañamos la declaración de repudio a dicho ataque luego de la sesión del plenario de la Cámara de Representantes el jueves 3 de junio de 2010. Otros no lo hicieron.

Cuarenta y ocho después sonó el teléfono en la bancada de mi sector político, Vamos Uruguay. Quien llamaba se presentó como integrante del Comité Central Israelita del Uruguay. Preguntaba si podía facilitársele la nómina con los nombres completos de los legisladores (diputados y senadores) del sector y el detalle de qué había votado cada uno al respecto a la declaración de rechazo mencionada. La secretaria se excusó y le comentó lo sucedido a nuestro coordinador de bancada. Este, luego de consultar a sus colegas –quienes lo respaldamos por unanimidad- instruyó a la secretaria para que le transmitiera a quien a quien había llamado que esa información la buscara en las versiones taquigráficas de aquella sesión. El resultado en el Senado de la República había sido unánime apoyando la declaración.

En declaraciones a Montevideo Portal, Marcos Israel reconoció y reivindicó el derecho a actuar de esa manera del CCIU. El artículo periodístico encabezaba:

El presidente del Comité Central Israelita, Marcos Israel, reconoció que la organización realizó contactos para saber qué legisladores votaron la condena a Israel por los incidentes con la flota de barcos que se dirigía a la franja de Gaza. En declaraciones a Montevideo Portal, opinó que los árabes tienen una gran capacidad para generar desinformación.”

Citamos párrafos siguientes:

Los 130 parlamentarios son representantes nacionales a todos los efectos, dijo Israel. Subrayó que es normal que los ciudadanos en general y determinados grupos que tienen determinados objetivos quieran saber qué es lo que hicieron los representantes. El Comité Central Israelita no se dedica a los asuntos energéticos del país ni a la cuestión del aborto, se dedica a las cuestiones que tienen que ver con los judíos. En este caso teníamos interés de saber qué votó cada quien.”

Según publica hoy el diario La República, integrantes del CCIU estuvieron en los último días investigando en el Parlamento uruguayo qué legisladores había votado a favor y cuantos en contra la declaración del Poder Legislativo de rechazo al ataque perpetrado por fuerzas militares de Israel contra un barco de bandera turca que transportaba ayuda humanitaria hacia la población de la franja de Gaza.

El presidente del Comité Central Israelita del Uruguay explicó que en el caso del Frente amplio “la votación fue masiva, pero en el caso del Partido Nacional y Colorado no fue tan compacta. Ni los discursos ni los votos. Entonces queríamos saber. Eso es normal.”

Consultado sobre los motivos por los cuales el CCIU intentó recabar esa información y cómo piensa utilizarla, Israel respondió que le interesaba saber “las tendencias que están dando a nivel de cada partido y grupo. En estos temas lo que predomina es la desinformación, uno quiere saber cómo se manejaron. Esto fue un tema que salió muy rápido y con una información incipiente. Queremos saber cómo se manejan los representantes nacionales ante un tema, en función de qué votan y reaccionan. También por qué a veces reaccionan y a veces no reaccionan. Porque dos semanas antes Corea del Norte hundió un barco y nadie dijo nada.”


Datos extraídos del libro Mandato de Sangre, el poder de los judíos en Uruguay, del escritor Fernando Amado.