lunes 26 de septiembre, 2022
  • 8 am

“Mi desafío hoy es trabajar con diferentes personas y experimentar distintas maneras de elaborar el vino”

Por Melisa Ferradini.
Serena Minutti Gambetta tiene 23 años. Nació en Salto el 30 de octubre de 1999. Es Enóloga se recibió el 19 de julio de este año. Se dedica a la producción y elaboración del vino. Estudió primaria y secundaria en el Colegio Sagrada Familia. El bachillerato orientación biológica lo cursó durante 2 años en el Colegio Salesiano. Cuando lo finalizó decide trasladarse a Montevideo donde comienza a estudiar en UTU. Una tecnicatura durante 3 años en la Escuela Superior de Vitivinicultura Tomás Berretta en la Paz, Canelones, donde obtuvo su título. Una formación muy interesante; es una escuela con formación teórica y también con una producción de vinos. Tiene viña y toda una infraestructura de bodega. Los alumnos elaboran los vinos de la escuela. Actualmente se encuentra realizando una experiencia laboral muy enriquecedora en la Bodega Anaba Wines en California. Anaba Wineses el resultado de una pasión por el vino que comenzó en la década de 1970. Mientras asistía a la universidad, el propietario John Sweazey realizó varios viajes a Napa, donde conoció el vino. Soñaba con recrear esa calidez y hospitalidad en casa. Hasta casi 30 años después, cuando el sueño de John se hizo realidad al comprar el terreno de 16 acres en el ventoso corazón de la región de Carneros en Sonoma, California, Estados Unidos. En esta entrevista les compartimos la hermosa experiencia laboral que está viviendo esta joven enóloga salteña en una de las bodegas de vino más importantes de California.
-¿Cómo se interesó en el mundo del vino y como decidió ser enóloga?
-Mi interés por el vino viene desde chica. Yo no tengo una familia productora de vinos. La verdad que siempre fue algo que me interesó y me intrigó mucho, en realidad viene un poco por ahí. En realidad que surgió en mi vida. No tengo un porque pero la verdad que cuando encontré la carrera me entusiasmó desde el primer momento. Después de haberla comenzado me encantó. Conocí un mundo que esta buenísimo. Mucha gente linda. Es un sector pequeño en nuestro país. Está bueno compartir con las personas que he conocido. Todo el mundo es muy abierto a hablar, charlar, contar sus experiencias, sus formas de trabajo, su todo. Muy orgullosos de lo que hacen y de sus propios productos que eso me parece que esta genial y es lo más importante. Es siempre lo que uno quiere transmitir cuando hace un vino.
-¿Cuáles son los desafíos con la profesión que eligió?
-Los desafíos que tengo en esta profesión la voy a ligar con la de definir mi estilo de trabajo. En realidad mi desafío hoy en día es trabajar y poder conocer diferentes lugares. Trabajar con diferentes personas, ver las diferentes maneras de elaborar el vino. Por qué logré que en esta profesión que si bien los conocimientos son generales. Uno siempre busca su estilo y donde se sienta más cómodo. A partir de eso hace también que el vino sea distinto y crecer personalmente. Yo siento que mi desafío es ese. Poder por el momento seguir trabajando, seguir aprendiendo de gente con experiencia que hace años está involucrado en el tema. Hace vinos muy buenos. Ver las diferentes maneras de elaboración y seguir encontrando mi propio estilo. No siento todavía tener un estilo definido porque hace muy poco me he recibido y he visto muy poco también. Tengo 23 años y siento que me queda bastante camino por recorrer todavía. Pero bueno mi objetivo es encontrar mi estilo algún día para elaborar mi propio vino. Pero para lograr eso tengo que hacer un trabajo importante y aprender de los otros y que cada uno me pueda aportar algo sea para bien o para mal. Aprender de eso.

“En California he tenido una muy grata experiencia con una de las bodegas más
importantes de la zona”

-Cuéntenos como estas viviendo esta experiencia laboral en la bodega Anaba Wines en California, EE. UU y ¿Cómo fue que llegó a ella?
-Esto surgió este año medio de improvisto. Porque si bien tengo mi compañero de carrera Gonzalo que había hablado hace años de poder hacer en algún momento. Nos parecía una experiencia genial. Había gente de la escuela que lo había hecho. Entonces nos copaba mucho. Terminamos de cursar. Volví a Salto y se me había ido un poco la idea y después de temas de cambio que pasaron me vino el momento ideal. Me llegó el momento de decir bueno creo que es ahora. Lo comenté con el que ya estaba buscando y el mando a un programa que busca trabajo. Ese programa busca pasantías en el exterior por tiempo. Gonzalo había mandado a una bodega de California un mail, que es donde estamos trabajando y de casualidad le envían un mail para una entrevista. Él, la tiene charla con la bodega y también le dice que tiene una amiga interesada también. Me llamaron a mí, envié el currículo y tuve la entrevista. Quedamos los 2 y a partir de ahí nos fue saliendo todo bárbaro. La bodega se llama AnabaWines. Llegamos a California el 27 de julio. La bodega está muy buena. El grupo de trabajo es hermoso. Nuestra función dentro de la bodega es como operarios. A mí me encanta sinceramente. Me encanta estar poder haciendo todo. Estar desde cuando entra la uva, controlar fermentaciones, hacer montajes, lavar los tanques, estar ahí. La verdad que el grupo de trabajo esta buenísimo. Nos pasó eso desde el primer momento que llegamos a la bodega. Hay muy buena onda en el trabajo entonces no se hace pesado.
-¿Cómo es el trabajo en esta bodega?
-Es re lindo y yo creo que siempre el vendimio si bien es una temporada de mucho trabajo, es la más linda. Estamos mentalizados todos, es mucho trabajo pero es donde se ve todo lo que tanto espera y tanto trabaja. Yo siento un ambiente alegre y de que todo el mundo va para adelante. Trabajas muchas horas y ni te enteras. Pasas tan bien que no lo sentís. También es agotador yo creo que es re lindo y no es pesado para nada. Levantarme y volver a ir al menos para mí es lo que más me gusta. Todo está muy bueno. La bodega está situada en la ciudad de Sonoma en California. Es un pueblo chico pero muy lindo. Yo no lo conocía de antes pero quedamos muy fascinados. Esta entre montañas. Con un clima muy seco y hay mucho problemas de incendios. Estamos teniendo una linda experiencia en esta ciudad, uno de los centros de producción del vino de California. La empresa es increíble. Todos son muy buenas personas y divertidos. Se pasa muy bien.
-¿Cómo es su día a día como enóloga?
-Mí día a día como enóloga te puedo contar hoy en California como es. Nosotros trabajamos como operarios. Lo que hacemos cuando llegamos generalmente ahora está entrando uva bastante seguido. Casi todos los días. Siempre le toca a uno estar en la cinta de selección, en la línea de producción cuando se muele la uva. La prensa y la cinta y controlar todo esa parte. O sino también tienes que realizar lavado de barricas, aclimatar levaduras, remontajes, etc. Son trabajos para el tratamiento del vino durante su elaboración para que fermente bien, etc. Organizar los trasiegos que son los movimientos del vino. Todo lo que tiene que ver con la limpieza es muy importante. Le dedicamos muchísimo tiempo a la higiene y la limpieza que es fundamental en este trabajo. La parte de laboratorio es otra área de trabajo; sacar muestras, está muy buena esa parte y aprender de ello. Varía mucho el día de trabajo según la entrada de la uva. Justamente ayer ingresaron 30 toneladas de uva.
-¿Qué consejos le darías a aquellas personas que quieren serlo?
– Es una carrera que está increíble. Viniendo acá y conociendo gente de acá y de Argentina y de otros lugares. Están muy vinculados al vino. Ver que realmente lo que nosotros desconocemos en nuestro país. El mundo es tan grande y que hay mucho para aprender y por qué crezca y eso está muy bueno e interesante. Que se animen hay espacio para todos.
-¿En su día libre que le gusta hacer?
-Mi día libre ahora que estoy acá es un solo día a la semana. Porque estamos con mucho trabajo. Lo que me gusta hacer es conocer lugares cerca de aquí. Por ahora no tengo tiempo para ir a otros lugares. Me voy hasta San Francisco que está cerca o algún lado. Es muy lindo California. De a poco iré conociendo otros lugares. También descanso. Me comunico con mi familia. Estar tranquila y poder disfrutar de este lugar tan lindo donde vivo ahora.


Serena Minutti Gambetta. Enologa

Movistar – 19/09/22 al 19/10/22