domingo 2 de octubre, 2022
  • 8 am

Intendencia aguarda por la reactivación de las obras en la avenida Apolón de Mirbeck

Tras dos instancias de negociación, los trabajadores de la empresa que tiene a su cargo las obras de las avenidas Ramón J. Vinci y Apolón de Mirbeck, acordaron otorgarle a la misma un plazo de 24 horas para efectivizar el pago de los salarios y retomar inmediatamente los trabajos que están detenidos hace ya varios días.
LAMENTA SITUACIÓN
El secretario general, técnico universitario Gustavo Chiriff, aclaró que la Intendencia de Salto es ajena a esta situación y que se encuentra al día en todas sus obligaciones. La obra es ejecutada por el Fondo de Desarrollo del Interior (85%), monto que es transferido por cesión de crédito directo de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) a la empresa y el 15% restante corresponde a la comuna que se mantiene al día con los pagos. El jerarca dijo que dejaron en claro la situación ante los mediadores del Ministerio de Trabajo y los trabajadores acordaron otorgar un plazo de 24 horas a la empresa para cumplir con los pagos atrasados; de cumplirse, las obras serán retomadas de forma inmediata. Chiriff lamentó que la situación se haya extendido durante tantos días porque perjudica a los vecinos y quienes por allí circulan, así como también a la propia Intendencia y manifestó su anhelo que la empresa cumpla con los plazos y sus obligaciones para con los trabajadores.
INVERSIÓN DE 100 MILLONES DE PESOS
Esta primera etapa supone una inversión cercana a los 100 millones de pesos para una intervención urbana integral en el tramo que se desarrolla entre la avenida José Enrique Rodó y la Costanera Norte de la capital departamental y, dada la magnitud del proyecto, la misma ha sido subdividida en 5 sub tramos. El porcentaje de ejecución de la obra alcanza un 79% según el último informe de OPP para esta intervención que busca jerarquizar y valorizar la perimetral norte y toda la zona circundante, mejorar las condiciones de circulación —tanto vehicular como peatonal—, generar condiciones para el desarrollo, mejorar la calidad de vida de los vecinos de la zona y reducir los actuales costos de mantenimiento vial.