domingo 4 de diciembre, 2022
  • 8 am

En dos meses el precio del cordero pesado cae un 37,5%

Mientras el foco está puesto en el valor de los ganados vacunos, su colocación y perspectivas, el ovino atraviesa un momento muy complicado. Al igual que en el bovino, los precios despencaron rápidamente y dos meses se perdió un 35,6% del valor alcanzado, pero la mayor preocupación del productor ovejero, es la retracción de la demanda y el rechazo de las carcasas pesadas.
Puntualmente en el caso de los valores del cordero pesado, se ubicaron sobre los US$ 4,00 en los primeros ocho meses del año, lo cual se da solamente durante los años 2012 y 2015 en los últimos 12 años, y en ambos los casos los valores ajustan a la baja en el cierre del año. Este 2022, no ha sido diferente en este comportamiento, aunque la caída es más brusca que en las oportunidades anteriores.
En este año, según los datos de la Asociación de Consignatarios de Ganados del Uruguay (ACG) el cordero pesado arrancaron en US$ 4,27 durante las dos primeras semanas y tras un leve ajuste al cierre del mes de enero, los valores transitaron una tendencia alcista hasta llegar al 3 de setiembre con un techo de US$ 4,91, subiendo un 15% el valor.
Durante todo este período la demanda estuvo firme en todas las categorías, con una fuerte faena. Sin embargo en los dos últimos meses la demanda se retrajo, se difirieron entradas y se concentraron los pedidos en carcasas livianas, visualizándose problemas de ingreso a planta en las carcasas pesadas.
Luego del pico de valores de US$ 4,91 en el cordero pesado, los dos meses siguientes han sido de ajuste en los precios, por el comportamiento mencionado de la demanda. En la semana cerrada el pasado sábado 19 de noviembre, el precio del cordero pesado se fijó en US$ 3,07 por parte de los consignatarios. En estos dos meses y medio el precio cayó un 37,5%.
Que ha sucedido en este último período, China ha retraído su demanda y Brasil tiene su mercado interno saturado, con una oferta interna importante y los exportadores uruguayos ofertando fuertemente a menores valores.
En el caso de la oveja, la pérdida es aún mayor. Según los valores publicados por ACG, esta categoría pasó de los US$ 4,33 que alcanzó de pico máximo este año, hace no más de tres meses, en la última semana se posiciona en los US$ 2,58, pérdiendo 40,5% en este período.