viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

Caso de trata en Durazno: víctimas declararán a favor del imputado, según abogado defensor

La investigación sobre la organización que según Fiscalía incurría en trata de personas en Centenario, departamento de Durazno, de donde se retiró a 17 mujeres que estaban viviendo en el lugar del hecho, es resistida por Nicolás Ghizzo, abogado defensor del hombre imputado. El sábado desde la Fiscalía informaron que una investigación liderada por el la Fiscalía de Delitos Especiales había logrado desbaratar esta organización. La Policía allanó una whiskería donde se desarrollaba presuntamente una actividad ilícita con la explotación sexual de mujeres mayores de edad, tanto de nacionalidad uruguaya como extranjeras —dos venezolanas, dos dominicanas y una cubana—. La fiscal Alicia Ghione pidió que estuviera en prisión preventiva por 120 días mientras sigue investigando. En diálogo con Montevideo Portal, Ghizzo dijo que se trata de 27 mujeres en total, cuyo promedio de edad son los 35 años. Según dijo, las presuntas víctimas manifestaron “apoyo incondicional” a su defendido y pretenden ser convocadas “urgentemente” para declarar con el objetivo de que “esto se aclare”. “Ahora la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía las está llamando y convocando una por una a declarar y manifestar unánimemente lo mismo que estoy diciendo. Es lo mismo que le dijeron las primeras nueve a la policía cuando allanaron el lugar, que fue el único relevamiento, porque cuando fueron al lugar estaban ellas”, comentó. “Incluso se está diciendo que desbarataron el lugar, que estaban privadas de libertad, y fijate que de 17 (que había en ese momento) le levantaron el testimonio a nueve”, agregó.
“NO HAY MENORES Y TAMPOCO HAY UNA RED”
Consultado sobre las mujeres que vivían allí, el abogado apuntó que son personas que “no son del lugar” y que están allí circunstancialmente. Contó que hay mujeres de Montevideo, de otros departamentos y extranjeras. Al no haber ninguna local, según narró, su cliente ofrece habitaciones en otro padrón, ambientadas como si fuera una pensión, donde les cobra 200 pesos por día para que puedan dormir en Durazno y no tengan que volverse. “Las chicas, en vez de retornar a sus domicilios, se quedan ahí cuando van varios días seguidos. Los días que no van a trabajar vuelven a su lugar de origen, donde tienen familia, parejas, hijos, padres”, indicó. “No hay menores, eso quedó absolutamente claro, pero tampoco hay una red; no hay trata. Y lo que las chicas quieren y están manifestando es que las convoquen cuanto antes para aclarar, solucionar, y están reclamando el derecho a trabajar. Esa es la realidad, es lo que manifiestan las chicas”, expresó el abogado, que de todos modos aclaró que no las conoce ni ha tenido contacto personal con ellas.