sábado 4 de febrero, 2023
  • 8 am

Ligeras subas para el maíz en la Bolsa de Comercio de Chicago

Con ligeras subas cerró el maíz la rueda en Chicago, también por la falta de humedad que afecta los cultivos en la Argentina y en Rio Grande do Sul.
En el caso del sur brasileño, el impacto estará sobre el volumen de la primera cosecha, que ya comenzó. Y, en ambos casos, el primer tramo del ciclo comercial se dará con un volumen de maíz inferior al previsto meses atrás.
Los operadores estadounidenses esperan que esa menor oferta inicial sudamericana les dé más tiempo para encauzar exportaciones que están lejos del ideal y que podrían llevar mañana al USDA a ajustar su expectativa sobre las ventas externas de EE.UU. y a elevar el cálculo de las existencias finales del cereal.
No obstante, la fuerte competencia que siguen entablando las exportaciones brasileñas fue uno de los factores que limitaron las subas.
La Asociación Nacional de Exportadores de Cereales de Brasil elevó de 4,33 a 5,02 millones de toneladas su estimación sobre las ventas externas durante enero, un volumen que de concretarse resultaría récord para el primer mes del año.
Además, la entidad informó que poco más de 1 millón de toneladas de maíz para la salida durante el presente mes ya fue reservado por compradores chinos.
Dentro de un panorama que no fue alentador en las semanas precedentes, el informe semanal de la Administración de Información sobre Energía de Estados Unidos dejó datos positivos.
En efecto, el organismo elevó de 844.000 a 943.000 barriles la producción diaria de etanol, un volumen que igualmente quedó debajo de los 1.006.000 barriles de igual momento de 2022.
Además, redujo de 24.444.000 a 23.800.000 barriles las existencias del biocombustible, una cifra que también se mantuvo por encima de los 22.911.000 millones de barriles de igual momento del año pasado.
Entre los factores que limitaron las subas también se anotó la decisión del Ministerio de Comercio de China de seguir imponiendo aranceles antidumping y antisubvenciones a los granos de destilería secos estadounidenses derivados de la industria del etanol y utilizados como ingredientes para la alimentación animal.
La medida mantiene aranceles de hasta el 66% para la importación de dicho producto, lo que hace casi inviable el negocio para los vendedores de Estados Unidos.