martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

Sobrina sostiene que en la zona se sabe quiénes estarían implicados en el crimen pero nadie se anima a denunciar

Por Carlos Arredondo
El 24 de enero de 2020, Carlos María Alvez, fue encontrado sin vida sobre una mancha de su propia sangre, en su domicilio particular de la localidad de Cerros de Vera. La muerte había sido provocada por dos puñaladas mortales y varios puntazos y a pesar que varios testigos saben quiénes fueron las últimas personas que estuvieron con él en la fatídica madrugada, el crimen aún no ha sido aclarado oficialmente. Carlos Alvez vivía solo y al momento de su muerte tenía 72 años.
SIN RESPUESTAS
A más de tres años de aquel asesinato, sus familiares aún esperan que la Policía resuelva el caso, así lo confirmó a CAMBIO una de sus sobrinas, Alicia Guedes, quien vive en la localidad de Paso Cementerio y aceptó dialogar con nosotros, solicitando las reservas del caso, ya que dijo que “hay cosas que no puede decir porque entorpecerían la investigación”. “Yo me entero a las 7 de la mañana (del día 21 de enero de 2020), por un mensaje que me envió mi hermana, que es enfermera en Cerros de Vera”.
ESCENA DEL CRIMEN
En su relato la sobrina de Alvez confesó que de aquellas primeras horas sin su tío, a ella le llamó “mucho la atención”, que a la noche del mismo día del crimen, cuando estaban velando el cuerpo de su familiar asesinado, la Policía pidiera para ingresar a la vivienda donde le quitaron la vida. Al mismo tiempo aún no comprende que enseguida que se retiró el cuerpo la Policía haya dado el “ok” para limpiar la casa (la escena del crimen). “Me llamó la atención, porque antiguamente, cuando ocurría un crimen, a veces hasta por una semana, la Policía no permitía limpiar la escena del crimen. En este caso fue inmediatamente”, nos dijo. Más adelante, Alicia dijo que la puerta no estaba forzada lo que indicaba que quien cometió el crimen había ingresado con la autorización de su tío, por lo que se deduce que se trata de una persona conocida por él.
HUBO UNA DISCUSIÓN
Consultada sobre la posibilidad de que haya algún móvil que hubiese motivado a alguien a quitarle la vida, la sobrina de Alvez dijo que su tío no tenía dinero, tampoco personas que pudieran considerarse enemigos. Según Guedes, una vecina de su tío declaró que escuchó fuertes discusiones en la casa de Alvez la noche que le dieron muerte. “Hubo un lío muy grande que fue afuera en el fondo y él participaba de ese lío. Según Guedes “ella (la vecina). declaró eso. El problema es que la Policía dice que no tiene pruebas suficientes como para incriminar a esas personas que dice que participaron del hecho”.
INVESTIGACIÓN
La Policía los llama a declarar, pero ninguno de los vecinos se anima a decir quien fue. “Escuchamos la voz pero no podemos identificarla, pero a mí me dicen de quien se trata, pero no se animan a decírselo a la Policía”, aseguró la sobrina del fallecido Carlos María Alvez. Guedes se muestra escéptica sobre el trabajo que está realizando la policía en este caso. “La policía dice que está trabajando, pero yo no veo trabajo alguno. Capaz lo están haciendo en secreto y yo no lo sé, pero yo no veo nada. Yo voy a Fiscalía y me dicen que no tienen nada, absolutamente nada”, se lamentó.