jueves 13 de junio, 2024
  • 8 am

Cronología de las horas previas a la desaparición de Barboza desnuda errores en procedimiento policial

Por Andrés Torterola.
En el momento que CAMBIO entrevistaba a Andrea Sisnández, madre del joven desaparecido Gonzalo Barboza recibió una comunicación que indicaba que el día 13 de marzo a las 2:00 A.M, en calle Rodó y Gaboto barrio “La Amarilla”, iba una persona caminando con las características físicas similares a las de Gonzalo, familiares del muchacho afirmaron que más de 10 personas dijeron haberlo visto en ese barrio.
SU ADICCIÓN
Cuando iba al liceo de Villa Constitución, Gonzalo incursionó en el consumo de varias drogas como, marihuana, y supuestamente cocaína, por ese motivo fue internado para su rehabilitación. Sisnández dijo que recibió información sobre la presencia de Gonzalo en una boca de venta de drogas, la persona que lo vio no se anima a concurrir a la Policía porque tienen miedo, “hace casi siete meses que mi hijo estaba sin consumir, estaba limpio, pero puede ocurrir que haya tenido una recaída, se quedó en alguno de esos lugares y no volvió a salir”.
FUGA DEL HOGAR
Autoridades del hogar de rehabilitación “Alas Multicolor” -que está ubicado en Paysandú- donde se encontraba Gonzalo planificó el día 14 de noviembre un viaje a Palomas donde vive su familia para que el muchacho pudiera ver a su madre y hermanos. El joven hizo algunas compras de regalos, estaba muy entusiasmado, pero cuando llegó la tarde le comunicaron que el viaje no salía debido a un desperfecto en la camioneta. Gonzalo se enojó y se escapó, pero fue capturado inmediatamente. Estaba muy enojado, dolido y sentido, entonces vuelve a escaparse el día 15 de noviembre a las 7:45 A:M, a las 13:15 se lo ve en el peaje y a las 17 llega al tambo de Elbio Fernández en el km 423 de ruta 3. En ese lugar pidió para bañarse, agua para el mate y la propietaria del lugar le ofreció comida. El propietario del tambo se dio cuenta que el muchacho estaba mal, llamó a la Policía de Quebracho que lo subió al móvil y lo dejó tres kilómetros más adelante, posteriormente Gonzalo paró a un camionero que lo levantó y lo trajo hasta la estación de servicio AXION en “La Gaviota”. Le da $ 200 para que pueda llegar al shopping y tomar el ómnibus.
NO APARECIÓ EN CÓDIGO ROJO
Gonzalo se refresca, sale del baño, le pide a un muchacho que le hiciera un cigarro y se va, en otra de las cámaras se puede ver que pasa por el edificio de Coca Cola. “A la cámara de Trillo yo nunca la vi, los que dicen que paso por allí es la policía, aseguró Andrea Sisnández”. La Policía de Paysandú nunca le dio datos, solamente la llamaba para ver si sabía alguna novedad de Gonzalo, la denuncia que hicieron las autoridades del hogar “Alas Multicolor” no la habían tenido en cuenta, por ese motivo la desaparición de Gonzalo no aparecía como código rojo, “incluso el policía de Quebracho que los atendió les pregunto si el muchacho no estaría hospedado en las termas, siendo que el joven tiene problemas psiquiátricos, estaba sin documentos, le faltaba la medicación”, concluyó Sisnández.