martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

Lanas gruesas: «tenemos como institución que buscar esas respuestas, para tener seguridades de que esto es coyuntural o es estructural»

El pasado 25 de abril se realizó al traspaso del cayado de la presidencia del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) de manos de Miguel Sanguinetti a Alfredo Fros, es decir que el cargo que estaba en manos de la Federación Rural, pasará por los próximos cuatro años a la Asociación Rural del Uruguay (ARU).
Esta directiva ha generado mucha expectativa desde su nominación, debido a que es la primera presidencia a cargo de un criador de la raza Merino Australiano, y al mismo tiempo en la vicepresidencia asumirá un productor de razas carniceras, como lo es el Dr. Eduardo Texeira, criador de Poll Dorset.
«Los productores en su conjunto se deben una respuesta a varias interrogantes sobre el mercado lanero y hacia a donde van las exigencias de los consumidores y por ende las posibilidades de negocios para las razas que actualmente se producen en el país, señaló Fros.
En lo particular, y en su emprendimiento privado en la cría del merino, Fros junto a su hermano tomaron la decisión de eliminar de su majada, todos los animales con un micronaje mayor a las 20 micras y desde allí comenzaron un proceso de afinamiento de sus lanas. Delante de la particularidad que han tenido las últimas zafras de lana y la problemática para la colocación de las lanas medias y gruesas, le consultamos sobre su visión a futuro para las lanas uruguayas.
Fros, recordó que «en la lógica en el caso del Merino, los productores tuvieron que hacer el ejercicio de entender de que el consumidor final es el que, este donde este, termina condicionando mi sistema de producción», si bien parece algo sencillo de entender, es muy «complicado y complejo para que nosotros los productores lo incorporemos en nuestra empresa».
«¿Dónde está el consumidor?, ¿Qué es lo que este consumidor quiere?, ¿Qué es lo que no pide?, ¿Por qué está dispuesto a pagar más un producto y qué exige para ello? Yo creo que esas lecturas son las que deberíamos hacernos permanentemente para definir nuestro sistema de producción» dijo Fros.
De acuerdo al productor riverense, con campos en Salto, las preguntas de los productores de lanas medias y gruesas van en concordancia con las preguntas que en su momento tuvieron que hacerse los criadores de Merino Australiano. «Varios productores de segmentos de lanas medias se preguntan y me lo han preguntado: esto qué está pasando. ¿Es así? ¿Vino para quedarse? ¿China paró de comprar estas lanas o simplemente hizo una pausa y lo va a hacer nuevamente?» dijo.
Para Fros «todo esto forma parte de ese análisis, de ese proceso de investigación de los mercados, de los consumidores en diferentes países» por lo que consideró que «tenemos como institución que buscar esas respuestas, con rigor científico, y de alguna manera intentar ir a las fuentes, a quiénes son los que consumen, para tener ciertas seguridades de que esto es así o es temporal, es coyuntural o es estructural».
En este sentido, aquel tradicional mensaje de la industria que decía «en su raza produzca más fino, más blanco y con mayor calidad», en definitiva al observar «el mercado como está hoy, y eso es hoy, es una foto de hoy, es como que ese mensaje ya no va». En este sentido Fros explicó que «no basta con eso porque yo logré, en un segmento dado, bajar dos, tres micras y capaz sigo complicado igual. Entonces yo creo que nos debemos tener la respuesta, pero con elementos, con argumentos y que sea contundente».
El presidente del SUL dijo que alcanzar estas respuestas es una deuda que tiene el sector consigo mismo y que «de tener esa respuesta, inmediatamente vamos a decirlo al productor. Si yo tengo toda esa información de la forma más exacta posible, confiable y bueno, la tengo que volcar abiertamente hacia la opinión pública, para todos los productores. Después cada uno tomará sus decisiones».
En este sentido, Fros forma parte de la misión que encabeza el Ministro Fernando Mattos en China, donde participará de las reuniones con las industrias laneras chinas. El presidente del SUL dijo que el viaje tiene dos grandes objetivos, el primero lograr encontrar un negocio que permita disminuir el stock de 47 millones de kilos de lana en Uruguay. En segundo lugar remarcó la importancia de tener de primera mano la visión de los industriales chinos de hacia dónde va el mercado para ese rango de micronajes que en la actualidad se encuentran con dificultad de colocación.
Carne ovina
El SUL, desde su creación, recibe sus ingresos a través de las exportaciones de lana, por lo que en los últimos años ha tenido un impacto negativo muy importante en sus arcas, aunque eso no impidió que la institución lograra cumplir con su objetivo. En esta situación se hace cada vez más importante, que la institución logre acceder a ingresos por carne ovina, teniendo en cuenta que sus técnicos dedican prácticamente un 50% tanto en tareas dedicadas a la carne, como a la lana.
Los ingresos que ha obtenido hasta el momento por carne ovina, «provienen de proyectos puntuales, en lo cual con alianzas o convenios con otras instituciones hemos podido tener algún ingreso por concepto carne, pero son puntuales, por proyectos puntuales» explicó Fros.
En este sentido dijo que se ha «conversado mucho y que el instituto de la carne es el INAC por excelencia». Teniendo en cuenta que la presidencia de INAC y del SUL tienen como punto de encuentro la Asociación Rural del Uruguay (ARU), para Fros esto es «una gran oportunidad», lo que permitirá «desarrollar un gran proyecto nacional ovino y quizás por ahí sería ese aporte».