viernes 24 de mayo, 2024
  • 8 am

Caso Penadés: por qué las declaraciones de las víctimas se demoran y cuál es el riesgo

Las defensas del senador Gustavo Penadés, acusado por explotación sexual, y del profesor de Historia Sebastián Mauvezín, señalado como el nexo entre los menores y el legislador, presentaron la semana pasada un recurso de oposición a las audiencias de declaraciones anticipadas que estaban previstas para los últimos días de junio. Según informó El País y confirmó Montevideo Portal, este recurso contradice la decisión de la Fiscalía de no dar el nombre y ningún tipo de característica identitaria de las víctimas que han denunciado. Sin embargo, esta situación provoca que las declaraciones previstas se demoren. Según pudo saber Montevideo Portal con fuentes de la causa, ahora las víctimas seguramente declaren entre fines de julio y principios de agosto. La estrategia de la fiscal de la causa, Alicia Ghione, desde un principio fue hacer que los denunciantes comparecieran cuanto antes ante la Justicia. En delitos sexuales, el testimonio de las víctimas es un elemento fundamental y, en este tipo de investigaciones, no suele ser fácil de conseguir. En este marco, con el recurso presentado por los penalistas, puede caber el riesgo de que alguna de las nueve víctimas dé marcha atrás y decida no presentarse a declarar. “Si bien uno les puede hacer el seguimiento a los denunciantes, lo cierto es que se pueden negar a declarar y eso complicaría las cosas”, agregó el informante.
INVESTIGACIÓN
A lo largo de la investigación, desde Fiscalía pudieron comprobar que algunos menores fueron amenazados antes de declarar e incluso la madre de un joven de 16 años también fue amedrentada a través de redes sociales para que no lleve a su hijo a denunciar al senador. La primera persona en prestar su testimonio será la militante del Partido Nacional y primera denunciante del caso, Romina Celeste Papasso. Además, será la única víctima que declarará sin reserva de su identidad y en el mismo edificio que lo harán Penadés y Mauvezín.