lunes 26 de febrero, 2024
  • 8 am

Consignatarios-Minerva: «Mediremos fuerzas indudablemente en el mercado»

A la preocupación que ha generado en el sector productivo la noticia del negocio entre los grupos Minerva y Marfrig, donde el primero pasaría a tener una preponderancia que superaría el 50% de la faena nacional de acuerdo a lo procesado por estas empresas en 2022, ahora también se le suma el desafiante escenario que deben afrontar los consignatarios a la hora de comercializar la hacienda de sus clientes a las plantas del grupo Minerva.
De acuerdo a comentarios que realizaron varios consignatarios a CAMBIO, el grupo brasileño a salido con una estrategia agresiva al mercado con la intención de sacar al consignatario del negocio. En este sentido, «conjuntamente con la baja de precios en las últimas semanas, llamaban a clientes que habían cargado ganados al frigorífico en Cerro Largo y le ofrecian varios centavos por encima, si la carga la hacian directamente a la industria, sin el intermediario» dijo un integrante de la Asociación de Consignatarios de Ganados (ACG). En algunos casos, «hasta se desarmaron negocios con entrada agendada a planta, para hacer la operativa directamente a la industria y con 20 centavos de sobreprecio por no tener al consignatario» dijo otro operador que este sábado se reunió en Durazno con la directiva de ACG para analizar la situación.
Hace pocas semanas atrás, la gremial que nuclea a los intermediarios emitió un spot publicitario en algunos medios de comunicación, donde dice que en nuestro país «la gente de campo» conoce el rol y a que se dedica ACG, sin embargo para quienes no son del campo «te contamos que los consignatarios hace más de 100 años facilitan los negocios de compra y venta de ganado. Nada dura tanto si su rol no fuera fundamental». Además remarca que «si no entendes de los negocios del campo, igual entendes que para hacer buenos negocios la confianza y la transparencia son fundamentales».
El Ing. Agr. José Aicardi, uno de los principales de la firma Megaagro, dijo que «la intermediación y la consignación en Uruguay tiene más de 100 años, en la Asociación de Consignatarios hay más de 120 empresas. Creo en lo que hacemos, se el valor que le agregamos al negocio», al ser consultado sobre la política que ha adoptado la firma brasileña en los negocios, el intermediario indicó: «tu pregunta es bastante directa, va hacia la empresa Minerva. Cada uno tiene sus estrategias y hay que respetarlas y nosotros las respectamos. Y bueno, mediremos fuerzas indudablemente en el mercado».
El principal de Megaagro dijo que «la intermediación seria, con respaldo, que realmente genera servicio y no solamente pasar un precio, esa intermediación se va a validar por sí sola y lo veremos». Además remarcó que «cuando vos te casás con alguien probablemente no tenga un menú completo, ni tengas todas las opciones, y te pueden beneficiar en ciertos momentos con un valor, pero no va a ser siempre. Hay que mirar y tener más alternativas, pero el mercado lo va a evaluar y lo va a aprobar. Yo sinceramente confío en el trabajo que hacemos como empresa».
Por su parte, Alejandro Dutra, integrante de Escritorio Dutra, dijo que «el consignatario es una figura escencial en cierto tamaño de productores, el productor que embarca 5.000 novillos al año obviamente le embarca directo a la industria o tiene algún arreglo distinto, porque tiene la fuerza para defenderse, ahora el productor chico o de mediano porte, que va embarcando de a un camión o dos camiones juntos, a ese productor el consignatario le genera más beneficios que el 2,5% que está pagando».
En este sentido Dutra explicó que «el consignatario siempre lo defiende, tiene entradas más cortas, trabaja para mejorarle los precios, eso es lo que hace el consignatario, darle las garantías al productor que su producción se va a hacer valer».