sábado 2 de marzo, 2024
  • 8 am

Desesperado llamado solidario por parte de la familia de un hombre que sufre alzheimer

Por Andrés Torterola
La desesperación de familiares de Bernardino Martínez de 78 años, desaparecido desde el día 14 de diciembre desde el Centro Médico de Salto cuando acompañó a su esposa al médico ha provocado gran angustia ya que hasta el momento no hay ninguna noticia del septuagenario.
EL DÍA QUE DESAPARECIÓ
Yusara Martínez, hija de Bernardino en comunicación con CAMBIO dijo que su padre fue a acompañar a su esposa a una consulta médica, se negó a ingresar al local donde se encuentran los consultorios, explicó que su padre tiene principio de alzheimer y por momentos actitudes incomprensibles que son originadas por la enfermedad. La señora estuvo atenta hasta ingresar al consultorio a hacerse la medicación, cuando salió del mismo su esposo ya no se encontraba en el lugar. Yusara dijo que jamás lo dejan a Bernardino solo, las secuelas de esta enfermedad hacen que se ponga rebelde, probablemente en ese momento que quedó solo tuvo el flash que le produce esta patología en distintas horas del día.
NUNCA PENSÓ EN SUICIDARSE
La familia agradeció a todas las personas e instituciones que difundieron la información por diferentes medios de comunicación, pero piden que se haga un esfuerzo más para poder encontrar a Bernardino, explicó que se trata de una persona muy alegre, muy querida por todos, es retirado militar, también trabajó como albañil y es conocido por muchas personas, por eso es muy difícil entender cómo no se lo ha logrado ubicar aún. Nosotros recorrimos todos los barrios de Salto, algunas casas donde había trabajado, hay un grupo de retirados militares que se pusieron a disposición para buscarlo, un detalle importante es que a mi padre le gustaba ir a pescar, por ese motivo estuvieron en la zona de costanera, las cuevas de San Antonio.
INVESTIGACIONES
El día de su desaparición Bernardino vestía campera gris, camisa a cuadros celeste, pantalón oscuro y llevaba consigo un bolso con una botella de agua, las llaves de su casa y un tapper con galletitas, no llevaba otra ropa dentro del bolso.