lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Avioneta tiró 400 kilos de cocaína en un campo de Río Negro; hay cinco detenidos

Una avioneta fue descubierta a primera hora de la mañana de ayer sábado, mientras en un vuelo rasante tiraba 400 kilos de cocaína sobre un campo del departamento de Río Negro. Hay cuatro personas detenidas, que fueron arrestadas in fraganti. El campo está ubicado en la zona conocida como El Ombú, entre Young y Paso de la Cruz. Al recóndito lugar se llega luego de unos 40 minutos por carretera de tierra. Los involucrados se hacían pasar por apicultores para camuflar su actividad de narcotráfico, dijeron fuentes del caso al periodista de Subrayado Daniel Rojas. Incluso usaban camiones chicos, y transportaban cajones para abejas.
SEGUIMIENTO ESPECIAL
La Policía preparó para ayer sábado un seguimiento especial de todo el operativo planeado por los delincuentes. Allí es cuando detuvo a las cuatro personas, que no tienen antecedentes penales. Son mayores de 40 años, y uno de ellos es de Montevideo. Los restantes son de Young, según la información que manejan los investigadores. La droga fue recogida por los integrantes de la organización y transportada en un camión junto a cajas de colmenas de abejas, que era conducido por un hombre. En una camioneta que también estaba allí circulaban tres hombres. Todos fueron detenidos en el momento. La avioneta tiró la droga y siguió vuelo hacia Argentina. En 15 minutos ya dejó de estar en el territorio aéreo uruguayo.
Las autoridades presumen que es de origen boliviano y que hizo logística en suelo argentino. Subrayado supo que en la zona donde se ubica este campo no hay radares capaces de detectar vuelos de baja altura.
ALLANAMIENTOS
Los detenidos fueron enviados a la Fiscalía, en Montevideo. En paralelo, la Policía hizo más de 13 allanamientos en Río Negro y el área metropolitana. Allí detuvo a la quinta persona implicada. Ahora se trabaja en el peritaje de la droga y los teléfonos incautados para determinar qué cartel está involucrado en la operación. Una treintena de policías participó del procedimiento, denominado como Operación Alibante. Las tareas de inteligencia demandaron cinco meses.