lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

La guía de transporte de ganado se mueve a lo digital

En una era donde la tecnología avanza a pasos agigantados, la Guía de Transporte de Ganado, documento inmutable desde 1974, se embarca en una metamorfosis digital. En el marco de la rendición de cuentas del año anterior, se modificó la ley determinando que la misma podrá realizarse en otro formato que no sea papel, por lo que hace más de un año se trabaja en el tema, según informo Gabriel Osorio, director del SNIG.
«Cuesta mucho, parece fácil para los que no entendemos informática, yo de a poco me voy introduciendo en eso», admitió Osorio. El desafío es importante debido a las diferentes variables que se conjugan en la guía tradicional y la dificultad se multiplica al avanzar en la trazabilidad individual de los animales.
Pruebas Iniciales
Con un equipo multidisciplinario, el proyecto avanza a paso firme. Osorio indicó que las primeras pruebas no incluyeron bovinos, ya que esto complicaría el registro individual. «Primero probaremos el formato central de la guía, que incluye campos numéricos, categorías, datos del ganado, la firma del camionero, cómo participa el productor remitente, cómo participa el destinatario», etcétera.
La digitalización no solo cambia el formato, sino que redefine las responsabilidades de los actores involucrados. «Aparecen actores que antes no tenían tanta participación, como el transportista. Le vamos a dar un poco más de participación», afirmó Osorio.
El director del SNIG destacó la utilización del sistema de mensajería WhatsApp para la comunicación entre los operadores y productores que solicitan preembarques. Osorio dijo que la guía tendrá un formulario electrónico a través del portal del productor y que «es como un preembarque ampliado» dijo, señalando la similitud de estos, salvaguardando las diferencias.
Osorio subrayó que están evolucionando y mejorando este portal para garantizar una experiencia eficiente y fácil para los usuarios. La adquisición de la guía también está experimentando cambios, con una futura vinculación a la cédula de identidad digital como firma electrónica.
El papel de las Intendencias
Las intendencias también forman parte del grupo interinstitucional de trabajo y entre los desafíos está el contralor de la comercialización de las guías y el cobro del 1% municipal a la venta de semovientes. Osorio compartió su visión personal sobre el papel de las intendencias en este proceso y argumentó que la clave es proporcionar a las intendencias un mecanismo de control rápido, aprovechando la velocidad que la digitalización puede ofrecer. Esto permitiría una autorización ágil y una conexión efectiva entre intendencias, allanando el camino hacia una gestión más eficiente.
Aunque la guía digital se presenta como el futuro, Osorio reconoce que la transición no será instantánea. La coexistencia de formatos papel y digital será una realidad durante un tiempo considerable. No obstante, confía en que, con esfuerzos compartidos, se logrará una transición suave.
Hacia la trazabilidad y un control eficiente
Osorio vislumbra un futuro donde la tecnología permitirá un control más eficiente. Desde la trazabilidad individual hasta la supervisión policial, la Guía de Transporte de Ganado busca no solo simplificar procesos, sino también mejorar el control de movimientos.
Uno de los aspectos más revolucionarios de esta transformación es el cambio en el papel de la policía en el control del movimiento del ganado. «A diferencia del propósito original en 1974, hoy la tecnología puede proporcionar una plataforma que permitirá a la policía supervisar miles de movimientos diarios de manera eficiente», señala Osorio.
Este cambio marca un paso crucial hacia la desburocratización, utilizando la tecnología no para añadir capas de complejidad, sino para simplificar y agilizar procesos.
A pesar de la claridad en la visión de futuro, Osorio reconoce que la transición no será instantánea y presenta desafíos. La convivencia de los formatos papel y digital requerirá un esfuerzo conjunto entre instituciones y productores. Sin embargo, la esperanza radica en la mejora de la eficiencia, la reducción de tiempos de espera y la optimización de los controles.