lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Carrera de vapores en 1865 (tercera edición)

Por Cary de los Santos Guibert
VENTA DEL “VIRAGO» Y SERVICIOS
DE MONTEVIDEO A SALTO
En la primavera de 1865, otro buque que había llegado al puerto del Rosario, era el vapor inglés “Virago”, y sus propietarios se lo habían ofrecido en venta al Superior Gobierno Argentino, en la friolera de 125.000 patacones. Aunque el vapor era muy bonito y nuevo, no pasaba de ser un buque mercante, y según las opiniones periodísticas, por esa suma de dinero se podría comprar en Estados Unidos de Norteamérica, un verdadero buque de guerra. Lógicamente la venta no salió y sus propietarios lo pusieron a remate en Buenos Aires, en octubre de 1865. Sin embargo, el diario montevideano “El Siglo” tomaba la noticia y la publicaba en su columna “Gacetilla”, en la siguiente forma: “El Virago – anuncia el Telégrafo que D. Leopoldo Arteaga compró en remate en Buenos Aires el vapor inglés Virago, el cual tal vez partirá el 21 para este puerto”. El vapor inglés “Virago”, luego se establecería en la Carrera de Montevideo – Salto, siendo su principal objetivo el transporte de carga, por contar con espaciosas bodegas que podía alojar de 250 a 300 toneladas de carga.
FRUTOS DE LA COMPETENCIA DE VAPORES
En esa misma época, se estaban construyendo en Inglaterra, dos vapores de carga bajo la vigilancia del Capitán Flores, y se esperaba la llegada del vapor “Paraná” del Capitán David Bruce, y otros dos encargados por don Apolinario Dos Santos¹, que se lo destinaría a la “Carrera del Río Uruguay”, y uno de mayores dimensiones que el vapor “La Porteña”, que se le denominaría “La Montevideana”. Y al aumentar el número de vapores crecía la competencia, y el producto de dicha competencia, la mayoría de las veces favorecía al pasajero, por qué se abarataban los pasajes y los servicios a bordo. El diario montevideano “El Siglo”, en su edición del día 20 de octubre de 1865, publicaba con un título muy sugestivo, lo siguiente: “Frutos de la competencia – El vapor la Porteña cobrará solamente 6 patacones de pasaje entre este puerto y Buenos Aires, pero la comida se pagará por separado. En la mesa redonda valdrá un patacón y por la lista según el número de platos que se tomen, á precio fijo como en los hoteles. Desde Noviembre hasta fin de Marzo saldrá á las 8 de la mañana, y de noche en los demás meses. Los informes que tenemos nos hacen esperar que quizá el veloz Río de la Plata sobrepujará á su digno colega en conveniencias para los viajeros, pues no solo establecerá aquel precio sino que también dará la comida sin aumento alguno y tan excelente como siempre”.
REEMPLAZO DEL VAPOR “RÍO DE LA PLATA”.
El vapor “Río de la Plata” no estaba activo en la carrera, porqué el “Directorio” de la “Nueva Compañía Salteña de Navegación a Vapor” lo había retirado de sus viajes por el término de 15 días, para proceder a realizar una limpieza general en sus máquinas, casco y cámaras, anunciándose en el diario: “El «Río de la Plata» El viernes próximo (27 de octubre de 1865) estará listo ese vapor y saldrá para Buenos Aires y el Salto, continuando su carrera”. Mientras tanto, en reemplazo del vapor “Río de la Plata” y mientras durara las tareas de limpieza del buque, en su lugar quedaría el vapor argentino “Uruguay” , que saldría todos los días viernes a las 5 de la tarde para Buenos Aires, y desde ese punto, a los puertos intermedios del río Uruguay hasta el Salto Oriental. Sobre los anuncios de rebaja de pasaje en el vapor “La Porteña”, luego se supo que la noticia era falsa y que había sido tomada de un diario de Buenos Aires, obligando al agente del vapor a realizar el descargo correspondiente en las páginas de “El Siglo”. Así decía: “Sr. Cronista del Siglo hemos visto publicado en su sección varios anuncios de baja en los precios de pasajes del vapor americano La Porteña, como así mismo del establecimiento de un hotel á bordo. Podemos asegurar a usted que la empresa no ha pensado en semejantes alteraciones, lo que tendrá Vd. ocasión de verificar, en la presente semana, que fijaremos su itinerario. Aprovechamos esta ocasión para de nuevo, á Vd. y sus colegas, todos los informes que puedan necesitar sobre los vapores á nuestra consignación, cuando crean convenientemente hablar de ellos. De U.A.AS. Miguel Alvarez y Ca”.
ANUNCIO SOBRE EL VAPOR “SOLÍS”
En los principales diarios de una orilla y la otra, salían publicaciones donde se manifestaba su preocupación por la bajante de las aguas del Río Uruguay, en cambio el diario “El Siglo” en su edición del día 21 de octubre de 1865, no solo aborda la problemática en el caso de seguir bajando el río, sino además, anunciaba la posibilidad en estas circunstancias, del ingreso del nuevo vapor “Solís”, a cumplir servicios en la carrera.
“…El Uruguay sigue bajando rápidamente á
punto de temerse que si continua los paquetes de más calado no puedan pasar el Corralito. Si desgraciadamente llegara ese caso, empezaría a prestar sus servicios el vaporcito Solís que se
arma en el Salto. Cala solamente cuatro cuartas, á pesar de que en dimensiones sobrepasa al Era.”
REFERENCIAS:
1 – Fue presidente del Directorio de la Compañía Oriental de Navegación a Vapor, denominada “Salteña”. Había sido fundada en 1857, y encargaron en astilleros escocés, la construcción de los vapores: Salto y Montevideo, y Apolinario, fue el encargado de la vigilancia de dicha construcción.
Continuará en la próxima edición dominical.