martes 5 de marzo, 2024
  • 8 am

Sedes de la Udelar en el interior generó el aumento de la matrícula en un 37%

Un estudio publicado como documento de trabajo por The National Bureau of Economic Research (NBER), analiza los efectos del proceso de descentralización de la Universidad de la República (Udelar) en el interior del país. Entre sus hallazgos más relevantes, el trabajo concluye que entre las personas menores de 30 años que habitan donde hay sedes universitarias, esta política aumentó la matriculación en un 37% (relativo al promedio antes de la llegada de la Universidad a las distintas localidades que era de 1.1%).
SEDES CONSIERADAS
Las ciudades con sedes de la Udelar consideradas fueron Maldonado, Rocha, Paysandú, Salto, Tacuarembó y Rivera. Para cada una de estas se tomó un punto de inflexión en el período estudiado. A lo largo de todo el estudio se compararon dos poblaciones: la de estudiantes que finalizaron la educación secundaria en las localidades donde se abrieron sedes universitarias frente a la de estudiantes que finalizaron ese nivel de enseñanza en lugares sin presencia de la Universidad. Los departamentos de Montevideo y Canelones no fueron considerados porque sus características los diferencian del resto del país, señalaron las investigadoras. Para valorar la matriculación en la Udelar y en particular la de quienes son primera generación de universitarios en su familia, se comparó el conjunto de estudiantes inscriptos con el de la población menor de 30 años que hay en las ciudades con sedes universitarias.
DESCENTRALIZACIÓN
El período estudiado abarca desde 2002 hasta 2020, de este modo se analizaron datos de varios años antes de que empezara el proceso de descentralización universitaria y también de varios años después. Los datos fueron obtenidos a partir de registros administrativos de la Universidad en dicho período, de datos censales aplicados a todos los estudiantes durante el año de ingreso de forma obligatoria y de la Encuesta Continua de Hogares -en este caso para estudiar el efecto de esta política universitaria- sobre otros resultados educativos y sobre el mercado laboral.
POLÍTICAS TRANSFORMADORAS
En primer lugar, se encontró que entre las personas menores de 30 años de las localidades donde se instalaron sedes, la expansión de la Udelar en el interior aumentó la matriculación en un 37% (relativo al promedio antes de la llegada de la Universidad a las distintas localidades que era de 1.1%). Otra de las conclusiones importantes del estudio es que esta política tuvo efectos diferenciados en estudiantes procedentes de entornos menos favorecidos. Por un lado aumentó la matriculación de quienes finalizaron educación secundaria en localidades donde se abrieron sedes universitarias y además, aumentó aún más para las personas que son primera generación de universitarios en su familia. Si se considera el ratio entre el total de estudiantes y quienes son primera generación de universitarios, -una relación que la Udelar viene siguiendo en sus estadísticas-, la creación de nuevos campus aumentó en 6 puntos porcentuales la proporción de estudiantes que son primera generación.
ESTUDIANTES DE EDUCACIÓN MEDIA
La investigación también comprobó que los efectos sobre la matriculación total se extienden a localidades situadas hasta 30 km del nuevo campus y el impacto disminuye a medida que nos alejamos. Otro hallazgo a destacar de este trabajo se relaciona con la cantidad de estudiantes que finalizan la educación secundaria. Esta aumentó en 1.086 personas durante los seis primeros años tras la implantación del programa (relativo al promedio antes de la llegada de la Universidad a las distintas localidades que era de 2.762). Además, en los lugares de referencia también creció un 25% la cantidad de jóvenes entre 15 y 18 años que asisten a la educación media.