lunes 26 de febrero, 2024
  • 8 am

Latidos

MAL OLOR
Residentes en la ribera del arroyo Ceibal, se quejan del mal olor que emana del cauce de agua en estos días y advierten que la ola de calor que se anuncia va a incrementar más esta situación. “El problema no es olor el mal olor de cuál ya estamos acostumbrados, es además la proliferación de insectos y roedores”, dijo una de las residentes en el lugar. “Se han hecho limpiezas, pero ahora desde la última lluvia grande no se volvió al lugar y hay mucha agua estancada lo que generan muy mal olor”. Se reconoce que hay residentes del lugar que no respetan nada y arrojan basura al arroyo, pero lamentan que por algunos pagan todos.
LARGAS ESPERAS
Una ciudadana que concurrió el sábado a mirar el desfile de carnaval por calle Uruguay dijo que todo fue muy lindo y destacó como se han ido superando las diferentes comparsas y escuelas de samba de Salto. Pero criticó algo que dijo “hace años no se puede lograr y creo no debe ser muy complicado coordinarlo”. Se refiere a las largas esperas (de más de 40 minutos) entre una comparsa y otra. “Mucha gente se iba en ese tiempo, los niños copan la calle para correr y jugar y además el desfile se hace muy largo”. Un aspecto a coordinar para los próximos eventos.
LINDA, PERO CON PARCHES
Un lector que concurrió a pasar unos días a las Termas del Arapey señaló que el camino de acceso al centro termal está en muy buenas condiciones, son señalización, pero con una topografía que hacía años no se veía. “Además en comparación a cómo estaba ahora es un placer transitar”, dijo. Lo que le llamó la atención y lo apenó es que ya presenta algunas zonas reparadas o por lo menos se note que hubo algunas reparaciones teniendo en cuenta que es un camino a nuevo. “Lo que le falta ahora es que el camino cuente con señalización a lo largo de los 19 kilómetros para información y guía de los turistas que llegan al centro”.
PARA MEJORAR
En otro orden el lector dijo que en el camino de acceso Raúl Gaudín se ha instalado la cabina de cobro de ingreso al centro termal, aunque se concurra a moteles municipales, como a los hoteles que operan en el lugar. El problema es que solo se acepta pago con medios electrónicos, si alguien cuenta solo con efectivo no puede pasar. Pero además, cuando llegó a la cabina se encontró con una larga fila de vehículos ya que el sistema había caído y no se podía cobrar el ingreso al centro termal. “Considero que son aspectos que hay que mejorar”, dijo el ciudadano.
LA MAZAMORRA
Dentro de lo que es el Turismo Rural el Ministerio de Turismo organiza viajes a lugares poco conocidos del país, como por ejemplo a “La Mazamorra”. Es el pueblo más chico que tiene Uruguay, ubicado en el departamento de Durazno con solo nueve habitantes. Sobre el extremo noreste de Durazno limitando con Tacuarembó se levanta este pueblo, un lugar donde aún quedan estructuras de aquello viejos ranchos de paja y terrón. Las chircas y otras malezas parecen querer devorar estos ranchos, pero estos se enfrentan, no solo esta acción de la naturaleza si no también el paso del tiempo.
HAY QUE ANIMARSE
Las clases de natación en las piscinas barriales reúnen a un grupo muy importante de niños y adolescentes que en su mayoría nunca han tenido contacto con el agua. Estos días de calor las piscinas han recibido una importante afluencia y se ha visto un avance muy importante en los niños que aprenden a nadar. Al margen del miedo que genera el agua cuando no se sabe cómo mantener a flote, los docentes trabajan en la confianza para que los niños se animen a saltar a la pileta y aprender a nadar. Este año además de han implementado clases de natación para adultos con una llamativa participación de muchos abuelos que nunca aprendieron a nadar y ahora se animaron a lograrlo.