domingo 14 de abril, 2024
  • 8 am

Latidos

VOLVIÓ LA FOSA
El pasado domingo volvieron los eventos en «La Fosa» (plazoleta de Los Recuerdos). Tras un arduo trabajo de recuperación debido a la crecida del río Uruguay con apoyo de la Oficina de la Juventud de la Intendencia de Salto, se realizaron varias actividades para celebrar el retorno de acrobacias y espectáculos mediante un sano esparcimiento, donde disfrutan desde los más pequeños hasta los mayores.
ESPERANDO POR OSE
Un ciudadano salteño hace dos meses que viene esperando por la concreción de una tarea sencilla de parte de OSE, pero aún no ha tenido respuesta alguna. Se trata de la conexión de una cloaca que ya está pronta y solo resta que el ente estatal conecte el caño al saneamiento de la calle. La obra en lo que respecta a las modificaciones dentro del hogar ya está lista, pero desde OSE se le ha indicado que la demora es porque debe venir un equipo desde Paysandú que es quién se encarga de ese tipo de conexión. El lector se pregunta “¿En Salto no hay nadie capacitado para hacer este tipo de trabajo?”, agregando que en un departamento donde el desempleo es uno de los más altos del país, sería bueno que se diera este tipo de obras a quienes están inactivos.
DESDE RIVERA
Un caso algo similar le pasó a una familia que tiene su casa lindera a un predio que es propiedad de UTE y ese terreno cuando la vegetación crece se llena de insectos, roedores y todo tipo de alimañas. Siempre lo limpiaban ellos, pero cansados de esta situación le pidieron a UTE que se hiciera cargo de la limpieza del predio como corresponde. Enviaron a una cuadrilla a cortar el pasto y a limpiar el lugar procedente de Rivera. “Desde Rivera vinieron a cortar el pasto a Salto. ¿No hay en Salto un equipo que se dedique a eso o una empresa que lo haga? Resulta ilógico”, señalaron.
EJEMPLO DE MALA GESTION
Así calificó un lector a la situación que le tocó vivir en Movilidad Urbana de la Intendencia de Salto. “Se me venció la libreta de conducir, por tanto ingreso a la web de la Intendencia al sitio “renovación libreta”, llené los datos solicitados y me dicen que en 24 horas enviarían el código de pago, todo perfecto. Pero pasó una semana y nada. Repito la operación y tras varios días me cae el código con el cual concurro a la agencia de pago y me informan que ese código es inexistente”, relató. “Llamo a Tránsito y me informan que ese sistema no se usa más desde la pandemia y que debo ir personalmente ya que no hay mas en servicio en línea”.
EJEMPLO DE MALA GESTIÓN 2
El lector prosigue su relato. “Al otro día miré en la web el horario de Tránsito y fui. Conté 38 personas afuera de las oficinas esperando, al rato sale un funcionario con un rollo de números y reparte a quienes nos arrimamos. Más tarde abre la puerta y entre el murmullo y la música de todos los que esperábamos, dice un número que no se oye a quien le tocaba entrar. Una oficina que atiende a miles de personas que lo haga de esa es realmente inadmisible”, dijo. “Con poner tableros electrónicos para sacar número y un parlante dentro de otras cosas, se allanarían las penurias de la gente que debe perder medio día en estas tramitaciones. Conclusión: no tengo aún el código pues esperé 2 horas y media y me tuve que retirar ya que tenía otras cosas que hacer”, señaló.
CONTAMINACIÓN VISUAL
“Es una vergüenza que la Aduana de Salto use uno de los espacios públicos más lindos de Salto como lo es la zona portuaria como depósito de los autos que incauta”, dijo un lector que hace su reclamo mediante este latido. Frente al edificio del organismo hay una playa de estacionamiento con vehículos -algunos en muy mal estado- y muy deteriorados por el clima que están desde hace tiempo incautados como una especie depósito al aire libre. “Hace tiempo que observo esta situación, pero no sé dónde puedo plantear mi reclamo”, dijo. Considera que al margen de lo que es Aduana la Intendencia de Salto “es cómplice” de semejante contaminación visual.